Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 10-04-2018

Todos buscamos el elixir de la eterna juventud, vivir lo máximo posible con la mejor calidad de vida, y sabemos que la prevención es una de las claves más importantes para lograrlo. La medicina integrativa, reuniendo por un lado lo mejor de la medicina natural y siempre con el aval de la medicina científica, aquella que a través de estudios doble ciego demuestra un efecto positivo para el ser humano, puede ayudarnos a prolongar y obtener una mejor calidad de vida.

Estamos compuestos en un 70% de agua; por tanto, la calidad del agua que consumamos es fundamental para la supervivencia. Beber un agua de excelente calidad se muestra como una inversión en nuestra salud.

Nuestro líquido extracelular (líquido que rodea a nuestras células) debe tener las siguientes cualidades básicas:

PH alcalino: a partir de una edad nuestros mecanismos para eliminar los residuos ácidos que nuestro estilo de vida crea (alimentación industrial acidificante, químicos ambientales, estrés, etc.) merman, y necesitamos aportar bicarbonato. La ingesta de alimentos y bebidas alcalinizantes es el mejor método para lograrlo. Un agua de pH 9 es especialmente fácil de ingerir y de asimilar, es económica y podemos tomarla a diario. Existen unas tiras reactivas de alta precisión que nos ayudan a conocer nuestro pH corporal; nuestro objetivo sería mantenerlo en pH 7.

Todo terapeuta debería saber cuál es el pH de su paciente, ya que si está ácido, va a ser muy difícil que reaccione positivamente a cualquier tratamiento. Una alimentación alcalina, baños calientes con sal para realizar una osmosis percutánea (que ayuda a eliminar los residuos ácidos hacia afuera de nuestro organismo), infusiones depurativas de hígado, riñones y pulmones con agua alcalina ionizada, además de beber una cantidad adecuada de agua alcalina rica en oxígeno y antioxidantes, serán claves para conseguir el importante equilibrio alcalino y alejarnos de la acidosis, como nos comentan grandes profesionales de la salud como el Dr. Martí Bosch, Rosa López Monis, el Dr. Rodrigañez, o Felipe Hernández, entre otros, quienes ya utilizan esta sencilla y eficaz herramienta de medir el pH de sus pacientes.

Un aporte equilibrado de minerales alcalinos como el Calcio, el Magnesio y el Potasio es elemental para preservar la salud celular, evitando lo máximo posible el Sodio. Lo ideal es un agua lo más baja posible en este mineral, pues además de la retención de líquidos y los problemas cardiovasculares, tiene una incidencia notable en la diabetes, problemas renales y en la proliferación de la célula tumoral, que rechaza el Potasio y absorbe el Sodio para multiplicarse. Dicha célula necesita un terreno muy particular para sobrevivir y crecer, y dicho terreno debe ser ácido, con poco oxígeno (hipoxia), desmineralizado y lleno de radicales libres, según el Dr. Martí Bosch. No sólo la célula tumoral, sino la mayoría de las patologías se van a desarrollar en un ambiente similar. Si conseguimos cambiar dicho terreno, estaremos previniendo la mayoría de los problemas.

Estrés oxidativo: como comentamos anteriormente, nuestro artificial estilo de vida crea las condiciones idóneas para la proliferación de los radicales libres, el envejecimiento prematuro y muchas enfermedades. A partir de una edad, nuestras defensas antioxidantes merman y necesitamos una ayuda extra. El agua alcalina ionizada, debido a su bajo peso molecular (mucho menor que el del resto de antioxidantes) y su alta bioabsorción, es la mejor opción para combatirlos de forma eficaz.

Aportación de oxígeno: cuanto más alto es el pH de un líquido, más oxigeno aporta. Los terapeutas alemanes llevan mucho tiempo aportando oxígeno a nuestro organismo para ayudar a desintoxicarlo, mientras que los japoneses, al contrario, llevan muchas décadas tratando de alcalinizarlo. Ambos abordan la patología desde distintos métodos, pero tal y como observamos, son dos caras de la misma moneda.

En los más de treinta años que llevo en el campo de las terapias naturales, nunca había visto una terapia tan económica, fácil de usar en el día a día del paciente, como el agua alcalina ionizada. Podemos darle a través de ella nuestra fitoterapia, homeopatía, flores de Bach, etc., ya que este agua tiene un clúster (racimo de moléculas) mucho más pequeño que el agua mineral o del grifo, por lo que la penetración celular, es decir, la bioabsorción del principio activo dentro de la célula, es total.

Contaminación

Merece especial atención la contaminación del agua a través de los disruptores endocrinos emitidos por los plásticos. Tanto niños como mujeres embarazadas son los grupos de mayor riesgo. Contamos en nuestro país con uno de los mejores especialistas en dicha temática, el catedrático de la Universidad de Granada Nicolás Olea, que ha investigado la emisión de estos peligrosos tóxicos en 29 marcas de agua mineral.

En el momento que escribo dicho artículo, los medios masivos de comunicación están haciéndose eco de un estudio realizado por Orb Media con 250 botellas de agua mineral de marcas líderes. Dicho estudio ha sido realizado por la investigadora Sherri Mason de la Universidad estatal de Nueva York. En la mayoría de estas botellas se han encontrado importantes cantidades de disruptores endocrinos emitidos por los plásticos que pueden causar problemas graves de salud, tales como cáncer de mama e infertilidad. Dependiendo del tiempo y la exposición al calor, puede variar muchísimo el desprendimiento de dichos tóxicos. Esto es especialmente peligroso porque el agua es un elemento que consumimos diariamente. Recomendamos plásticos libres de disruptores endocrinos o envases de cristal.

La mayoría de los virus y bacterias viven en un ambiente ácido. El intestino grueso y el delgado necesitan un equilibrio alcalino, libre de sustancias acidificantes y desequilibrantes de la flora intestinal como el Cloro y los metales pesados que se acumulan en nuestro organismo. Como nos cuenta la Dra. Susan E. Brown en su magnífico libro Acido-Alcalino: Guía de los alimentos, los primeros síntomas de la acidosis metabólica leve son: baja energía, molestias gastrointestinales, dolor articular, resfriados frecuentes, dolor de cabeza, etc. En la fase más avanzada de la acidosis metabólica tendríamos:

  • Osteoporosis, inflamación, pérdida de las reservas de potasio y magnesio del organismo.
  • Irritación del tracto urinario y la vejiga.
  • Supresión de la hormona de crecimiento y de los factores de crecimiento insulínico, y de otras hormonas pituitarias que producen renovación menos que óptima de los tejidos y disfunciones hormonales.
  • Envejecimiento acelerado por la acumulación de productos de desechos ácidos.
  • Mayor producción de radicales libres, lo que da como resultado mayor dolor e inflamación, y reducción de la capacidad inmunitaria.
  • Mayor oxidación de los radicales libres y deterioro de la actividad de los antioxidantes, aumentando por ello el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas y envejecimiento prematuro.
  • Mayor riesgo de formación de cálculos renales.
  • Mayor retención de líquidos, produciendo una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos corporales.
  • Trastornos en el equilibrio bacteriano intestinal.
  • Fomento del crecimiento y difusión de los órganos y levaduras que aparecen de manera natural y que crecen en medios ácidos.
  • Menor capacidad para hacer ejercicio en niveles altos de intensidad.
  • Aumento de la acidez de la boca, lo que conduce a un desequilibrio de las bacterias orales y, en consecuencia, mayor caries dentales y enfermedades periodontales (de las encías).
  • Reducción de los niveles de fósforo en la sangre, lo que puede producir pérdida de apetito, anemia, debilidad muscular, y otros problemas de salud.
  • Creación de una forma leve de hipotiroidismo y sobreproducción crónica de la hormona cortisol relacionada con el estrés, y que produce diversos efectos negativos en el organismo.
  • Desintoxicación imperfecta del hígado, que puede producir una acumulación de residuos tóxicos en el organismo.

Esta lista de problemas relacionados con la acidosis nos muestra lo perjudicial que puede ser para el cuerpo el desequilibrio ácido-alcalino.

Existen multitud de complementos alcalinizantes en el mercado que nos van a ayudar a reequilibrar el pH corporal en un momento puntual; pero para el día a día, recomendamos los cambios alimenticios hacia una dieta alcalina rica en antioxidantes, teniendo como protagonista principal la ingesta de agua alcalina ionizada. Existen en el mercado jarras para depurar, alcalinizar e ionizar el agua a precios muy asequibles y con todas las garantías de calidad.

Si tenéis más interés en profundizar en dicho tema, recomendamos (además de los videos del Dr. Martí Bosch) los siguientes libros:

  • Ácido Alcalino. Guía de los alimentos, de la Dra. Brown. Editorial Gaia.
  • La Dieta Bioalcalina, de la bióloga molecular Rosa López Monis. Editorial Círculo Rojo.
  • Revertir el envejecimiento, de Sang Whang.
  • El Tao de la vida sana, de Daniel Reid. Editorial Urano.
  • La dieta del pH, del Dr. Khalsa. Editorial Gaia.
  • La cura alcalina, del Dr. Stephan Domenig. Editorial Gaia.

Para más información sobre el agua alcalina ionizada, pueden consultarse los siguientes enlaces:

http://www.elreferente.es/innovadores/alkanatur-agua-alcalina-31153 

https://www.estrelladigital.es/articulo/salud-y-bienestar/alkanatur-desmonta-mitos-salud-mas-comunes/20170519192355320484.html

Juan Carlos Novo                                                      J. Pereira      

Experto en Terapias Naturales                                    Experto en agua alcalina ionizada

Alkanatur                                                                      Alkanatur

   

 

Volver al listado

Primer Symposium sobre Nutrición y Fitoterapia en la Función Cerebral

Un centenar de profesionales se dieron cita en Barcelona para conocer la perspectiva de algunos de los mayores expertos en el uso de plantas medicinales para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. La jornada estuvo patrocinada por "mi herbolario" y "farmanatur", publicaciones de Eco Multimedia

+ Info

Piden al Gobierno medidas para reducir los pesticidas en los cultivos españoles

Doce organizaciones han solicitado formalmente a la ministra de Agricultura que defina los objetivos claros para tal fin, y proponen medidas como el recorte en el uso de pesticidas un 50% en los próximos 10 años

 

+ Info

COFENAT reclama la regularización del sector para garantizar mayor seguridad al usuario

El presidente de la Asociación Nacional de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales, Roberto San Antonio-Abad, defiende que esta regulación aseguraría además “que los profesionales de este sector tengan una adecuada formación”

+ Info