Se encuentra en:     Inicio / Artículos

El Gobierno belga ha decidido modificar el contenido máximo de nutrientes (vitaminas y minerales) permitido en suplementos y alimentos enriquecidos. Los cambios en la normativa, vigente desde 1992, se aplican desde el 31 de octubre de este año, aunque existe un período de transición de dos años para aquellos productos que ya se encuentran en el mercado y que cumplen con la legislación anterior, pero que todavía quedan fuera de los nuevos límites.

 

Según informa Afepadi, en las modificaciones normativas también se incorporan advertencias obligatorias en el etiquetado de los suplementos que contengan niveles superiores al permitido de determinados nutrientes (niacina, vitamina K, potasio y zinc).

 

Los cambios introducidos en la legislación belga sobre niveles máximos para vitaminas y minerales no son nuevos. Italia y Francia también han establecido niveles máximos legalmente vinculantes para todas las vitaminas y la mayoría de los minerales. Holanda anunció hace poco su intención de establecer un nivel máximo para la vitamina B6, y Alemania también está trabajando actualmente en esta materia.

 

Hay que recordar que, mientras no haya una normativa europea armonizada a este respecto, los Estados miembro tienen derecho a establecer sus propios niveles máximos en sus ordenamientos jurídicos nacionales, siempre que se permita la comercialización en su territorio de productos que estén legalmente fabricados o comercializados en otro Estado de la UE (reconocimiento mutuo).

Volver al listado