Se encuentra en:     Inicio / Artículos

Su próximo Congreso Nacional tendrá lugar el 19 de mayo en el marco de Expo Eco Salud. ¿Qué expectativas maneja?

Ante todo queremos volver a ser referentes en lo que a la celebración de congresos sobre Terapias Naturales se refiere; no sólo por la elevada calidad de los ponentes, sino también por el apoyo del profesional que acude a este evento, apoyo que ya demostró en la última edición de 2016.

En esta ocasión contamos con figuras importantes a nivel internacional, como el Dr. Ramón Cascabelos, catedrático de genómica y autoridad mundial en su campo. Sin olvidar a los que se han labrado una profesionalidad y un rigor a lo largo de los años, como los doctores Aizpiri y López, quien nos hablará de la BIGMED (Medicina Bio Inmunogénetica). Por eso queremos dejar claro que los profesionales que se dedican a las Terapias Naturales no son excelentes profesionales sólo en sus campos, sino también en las Terapias, complementando de esta forma a la medicina oficial. Al fin y al cabo, es lo que llevamos años reclamando.

Una de las ponencias versará sobre la alimentación más allá de las calorías. ¿Engordamos porque comemos más de lo que quemamos? ¿O es una visión simplista?

Si tienes fiebre y el médico te da un antipirético, ¿eso es una visión simplista de la enfermedad? No, pero sí es una visión reducida de la totalidad de la causa. Y lo mismo pasa con la alimentación: no toda la solución a los problemas de obesidad se basa en menos ingesta de calorías y mayor gasto energético; dicho de otro modo, no es cuestión de cuánto comes sino de qué comes.

Un ejemplo muy simple: si desayunas bollería industrial y te saltas la cena, has ingerido menos calorías de las que seguramente hayas gastado (hagas o no ejercicio físico); pero eso que al principio se traduce en una pérdida de peso, en poco tiempo se transformará en diversas dolencias o enfermedades, porque no estás aportando los nutrientes necesarios para desarrollar tus funciones vitales. En definitiva, no todo consiste en comer menos.

Gigantes de la industria alimentaria han creado (además de financiar) centros de investigación para hacernos creer que la clave está en el ejercicio físico, en quemar grasas. ¿Es una de las grandes mentiras del negocio en torno a la obesidad?

Yo diría que es una verdad a medias. Si construyéramos una pirámide con los hábitos más importantes para evitar la obesidad, estas dos recomendaciones estarían en la base de dicha pirámide. Pero no podemos quedarnos sólo en la base, sino que debemos mantener todos los hábitos en una armonía para evitar tanto la obesidad como otras dolencias asociadas a una mala alimentación. Actividades como el yoga, la meditación o, incluso, jugar con tus hijos son tan importantes como la buena alimentación o el ejercicio físico para mantener un estado óptimo de salud.

¿La actividad de los lobbies es legítima?

Es algo necesario, ya que muchas leyes salen adelante a través de la reivindicación de grupos de presión que instan a los políticos a plantearse, debatir y aprobar leyes que hasta el momento no habían sido contempladas. El problema no lo constituyen los que se dedican como grupo de presión a defender un interés; deriva de grupos de presión que conforman colegios profesionales sanitarios (entidades de derecho público, por tanto) para menospreciar y vilipendiar a los profesionales, tanto sanitarios como no sanitarios, que mejoran la calidad de vida de las personas con métodos no oficiales fuera del sistema público de salud.

¿El sector de las terapias complementarias en España dispone de un lobby fuerte?

Nuestra asociación fue anteriormente una federación con más de 15 asociaciones diferentes. En su momento se unificó creando lo que hoy es COFENAT, y posteriormente se han creado otras asociaciones. Sin embargo, ser fuertes no es sólo una cuestión de números, sino de calidad; y para ello, COFENAT es la única entidad que tiene a profesionales dedicados en exclusiva a los objetivos y la misión que representa. Además, tenemos letrados expertos en la materia para defender los intereses de los profesionales de las Terapias Naturales.

La profesionalidad también se consigue siendo críticos con todo lo que se hace, porque no todo vale en las Terapias Naturales: ni todas las escuelas se pueden acreditar, ni todos los profesionales deben ser admitidos en el sistema sin unos mínimos en lo que a formación se refiere.

Cada vez más personas acuden a estas terapias para tratar sus dolencias o patologías, al menos como coadyuvantes de tratamientos convencionales. ¿Es éste un argumento suficiente para defender su inclusión en el SNS?

Efectivamente la demanda de las Terapias Naturales en España y en el mundo va en aumento. En COFENAT calculamos que, como mínimo, se ofrecen unas 300.000 terapias diarias. Pero lo que primero debemos hacer es crear un campo competencial donde se limiten las funciones de unos y otros profesionales. Eso creará un marco jurídico y competencial esencialmente práctico para defender la legitimidad de nuestra profesión. Una vez decidida la formación y las competencias, podremos defender la inclusión de diferentes terapias en el SNS. Hasta entonces, tenemos que centrarnos en buscar el marco regulatorio que nos permita ejercer con la libertad que nos merecemos.

¿Qué aspectos necesitan una mayor normativización?

En la reglamentación futura es importante que la Administración regule las cuestiones en torno a la formación, de manera que el futuro profesional tenga los conocimientos adecuados de forma que los órganos colegiales dejen de tacharnos de intrusos. A su vez, el colectivo que ya está ejerciendo, que tiene unos años cotizados (pagamos impuestos con un IVA del 21%), que tiene una formación, y que tiene una experiencia de vida laboral, debe ser respetado y se le deben dar facilidades para ser homologados y reconocidos, tal y como se ha hecho en otras profesiones de otros ámbitos que ya han sido reguladas.

¿Han tenido que modificar su estrategia de relaciones institucionales tras los ataques recibidos por parte de colectivos ajenos al sector y de determinados grupos políticos?

No ha sido necesario modificar ninguna estrategia porque, después de tantos años trabajando, tenemos muy claro cuáles son las líneas a seguir y cómo seguirlas. Tenemos la fuerza necesaria, las ganas y la profesionalidad suficiente como para que un grupo de “científicos reduccionistas” nos hagan variar el destino de nuestra meta, que no es otra que la regulación de los profesionales que se dedican a las Terapias Naturales.

La PNL de Ciudadanos fue tumbada en la Comisión de Sanidad. ¿Cómo valora la posición del resto de fuerzas políticas?

Valoro positivamente que ninguna fuerza se haya posicionado a favor de la pretensión injustificada de Ciudadanos. De la misma forma, valoro muy negativamente la pataleta de Ciudadanos cuando el PP presentó una PNL en sustitución de la suya y no la apoyó. Si eso hacen ahora que no gobiernan, no quiero ni pensar lo que pasaría en caso de convertirse en el partido gobernante.

El “partido naranja” ha puesto sobre la mesa un debate necesario. ¿Teme que dicho debate se enfríe y llegue a morir después del fracaso de la última propuesta?

Mientras siga en Ciudadanos Francisco Igea, el debate no morirá. Para bien o para mal, ha puesto sobre la mesa la necesidad de una regulación, aunque les haya salido el tiro por la culata porque pretendían prohibir el ejercicio de la profesión. Lo que han conseguido es que el resto de partidos planteen el inicio de alguna manera que lleve a la regulación de los profesionales de las Terapias en España.

Buscando ejemplos de regulación en el exterior, ¿a qué país deberíamos parecernos?

La mejor regulación, la que creo que debería aplicarse en España, es la de Portugal. Allí, los profesionales, tanto sanitarios como no sanitarios, deben reunir una serie de características para ser reconocidos, y tienen un tiempo determinado para ello. Además, todos los profesionales que quieran ejercer en Portugal deben pasar por una formación mínima, previo reconocimiento de la misma.

Volver al listado