Se encuentra en:     Inicio / Artículos

 

¿Cuál es el secreto para mantener un buen estado de salud? No existe una receta mágica, pero todos sabemos que para sentirnos en buena forma es imprescindible llevar una dieta equilibrada, una alimentación variada y un estilo de vida saludable en el que incluyamos ejercicio físico.

La alimentación es un pilar básico porque proporciona a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales. Los nutrientes son, por un lado, hidratos de carbono, lípidos y proteínas como fuente energética, y, por otro, vitaminas y minerales como reguladores y precursores de otras moléculas. Por tanto, cada día debemos consumir estos nutrientes y, además, debemos hacerlo en una cantidad que sea suficiente para el organismo.

¿Por qué es tan importante que la dieta sea variada? Porque los diferentes grupos de alimentos aportan los elementos necesarios para llevar a cabo todos los procesos fisiológicos del organismo. Estos grupos de alimentos se representan agrupados en una pirámide que simboliza las proporciones que se recomienda consumir de cada uno. Si la alimentación es variada y equilibrada, bastará para obtener todos los nutrientes necesarios.

Pero, ¿qué ocurre cuando nuestros hábitos de vida, el entorno y las carencias en los alimentos no favorecen que nuestro organismo acceda a los nutrientes necesarios? Ahí entran en juego los complementos alimenticios, que se presentan con la finalidad de complementar la ingesta de tales nutrientes en la dieta normal. Se trata de fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico que se comercializan en forma dosificada, es decir, cápsulas, tabletas, píldoras, ampollas de líquido, viales, botellas con cuentagotas o dosificador, y otras formas similares que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias.

Existe una amplia gama de nutrientes y otros elementos que pueden estar presentes en los complementos alimenticios, incluyendo, entre otros, vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra, diversas plantas y extractos de hierbas, ya sea por separado o combinándolos.

Se pueden encontrar muchos tipos de complementos alimenticios en el mercado, y son los fabricantes los que eligen los tipos y las cantidades de vitaminas, minerales y demás ingredientes que incluyen en sus productos, intentando aproximarse a las recomendaciones generales dadas para la población.

Rendimiento deportivo

La nutrición es fundamental para conseguir un óptimo rendimiento en deportistas profesionales, personas con alto desgaste físico y/o personas preocupadas por mejorar su bienestar y calidad de vida. En los últimos años, la nutrición deportiva ha experimentado un avance tecnológico muy importante, desarrollándose productos a base de proteínas de alta pureza para un rendimiento y crecimiento muscular óptimo; aminoácidos esenciales y no esenciales estructurados para su máxima absorción, con la consecuente mejora de la recuperación muscular y refuerzo del sistema inmunológico; así como productos multivitamínicos y para el control de peso, con ingredientes de origen natural y de probada eficacia, sin colorantes artificiales, sin gluten, azúcar ni lactosa, aptos para vegetarianos o veganos, y no transgénicos.

Para facilitar esta información al consumidor, el etiquetado de los complementos alimenticios es de suma importancia. Las cantidades recomendadas de nutrientes que deben consumir las personas varían según la edad y el sexo, y se conocen como cantidades diarias recomendadas (CDR) o ingestas de referencia (IR). Las cantidades recomendadas de vitaminas y minerales se representan actualmente mediante los valores de referencia de nutrientes (VRN), que son diferentes para cada uno de ellos.

El etiquetado de los complementos alimenticios muestra el porcentaje de estos valores de acuerdo con la cantidad que contiene la dosis o porción sugerida para cada producto. Este etiquetado también muestra el modo de empleo en el que aparece la cantidad de producto que el fabricante recomienda consumir, así como las condiciones en las que debe mantenerse el producto para que mantenga sus propiedades óptimas.

En este contexto de información al consumidor, dependiendo de la composición del producto, es posible que aparezcan en el etiquetado y/o en la publicidad una o más declaraciones nutricionales que indican que el complemento alimenticio o alguno de sus componentes posee unas características específicas. Así, las declaraciones nutricionales pueden indicar que un producto proporciona o contiene algún nutriente, o que carece o contiene poca cantidad de otro. Por ejemplo, se pueden encontrar declaraciones nutricionales como “bajo valor energético”, “rico en fibra”, “sin sal”, etc.

También existen declaraciones de propiedades saludables y de reducción de riesgo de enfermedad de determinados nutrientes o ingredientes que indican su relación con la salud. Estas declaraciones son del tipo “el nutriente X contribuye a…”, y han sido autorizadas previamente por una autoridad sanitaria de referencia.

Consulta al profesional sanitario

En general, los complementos alimenticios que contienen las cantidades recomendadas de nutrientes no interactúan con los medicamentos, pero es recomendable consultar a nuestro médico de cabecera, sobre todo si nos encontramos bajo un tratamiento específico.

Los complementos alimenticios en ningún caso reemplazan a una dieta equilibrada y al ejercicio físico, pero suponen un complemento de los nutrientes que se encuentran en la dieta normal. Una buena y exhaustiva información sobre el producto y sus componentes debe preceder al consumo de los mismos. Además de nuestro médico de cabecera, cualquier otro profesional sanitario (por ejemplo, un nutricionista) sabrá asesorarnos debidamente.

Para un correcto uso de los complementos alimenticios, sigue estos consejos:

•           Comparte con tu médico los complementos alimenticios que consumes

•           No superes la dosis recomendada por el fabricante

•           Deja de tomarlos si observas efectos secundarios

•           Lee siempre información de fuentes fiables y consulta tus dudas con profesionales sanitarios

Fuente: Marnys Magazine

Volver al listado