Se encuentra en:     Inicio / Artículos

Cada día es más frecuente que nuestro ritmo de vida nos empuje a perder algunas ?buenas costumbres? en nuestra alimentación, que antes nos permitían tener un sistema de defensa adecuado ante cualquier ataque causado por microorganismos.

Muchas enfermedades actuales se producen como consecuencia de malos hábitos: escasa ingesta de fibra en la dieta, consumo de alimentos ricos en grasas e hidratos de carbonos refinados, excesos de sodio en alimentos preparados, disminución de la actividad física, estrés, etc.

Además se observa una clara disminución de alimentos ricos en bacterias beneficiosas para el ser humano capaces de fermentar la leche, como es el caso del ogi, pozol, kefir, salsa de soja; frente a un incremento de los productos lácteos fermentados.

Diferencia entre probiótico, prebiótico y alimento funcional
Son conceptos muy relacionados con acciones muy parecidas, aunque entre ellos existen diferencias básicas. Los probióticos son microorganismos vivos que producen efectos positivos en nuestra salud, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas. La mayoría de probióticos pertenecen al grupo de las bacterias lácticas (lactobacterias).

Los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que producen un efecto beneficioso al estimular el crecimiento y/o la actividad metabólica de un número limitado de bacterias en nuestro organismo. Un ejemplo claro de prebiótico es la Inulina y los fructooligosacaridos (FOS).

Un alimento funcional es aquel en el que sus componentes nutritivos tienen un efecto sobre una o varias funciones del organismo, provocando un efecto beneficioso sobre la salud. Es el caso de alimentos enriquecidos con distintas sustancias como la leche enriquecida con acido cis-linoléico.

¿Qué necesita una bacteria para ser un Probiótico?
Para poder considerar una lactobacteria como un probiótico debe reunir una serie de requisitos como son:

- Debe ser parte de la flora natural del intestino humano.
- No debe presentar ningún signo de toxicidad.
- Debe existir una evidencia clara de sus efectos beneficiosos para nuestra salud.
- Debe ser capaz de colonizar nuestro intestino y mantener el equilibrio entre la flora intestinal normal y las bacterias perjudiciales para nuestro organismo.
- Debe paliar los efectos negativos que producen ciertos microorganismos actuando como antibióticos naturales.
- Debe presentar un consumo seguro.
- Se debe poder comercializar.
- No debe interferir con los efectos beneficiosos de otras lactobacterias.

Tipos de Probióticos y efectos en la salud
Hasta ahora los probióticos más conocidos son de dos tipos básicos: lactobacilus y bífidobacterias. Los lactobacilos más frecuentes son: L. acidophilus, L. casei, L. rhamnosus, L. reuteri, L. bulgari. Y las bífidobacterias más comunes son: B. bifidum, B. animalis, B. infantis y B. longum.

Los efectos beneficiosos que pueden provocar los probióticos en la salud son variados y cada día se descubren más aplicaciones. Entre los más conocidos se encuentran:

- Reducción de los efectos en la intolerancia a la lactosa, debida a una ingesta de proteína láctica y niveles insuficientes de la enzima ß-galactosidasa a nivel intestinal. Las lactobacterias aportan la enzima de forma exógena favoreciendo la ?digestión? de la leche.

- Disminución de los efectos de las Diarreas, de distintas etiologías: diarrea aguda, diarrea del viajero, diarreas bacterianas, diarreas causadas por rotavirus, diarreas que aparecen tras el uso de un tratamiento antibiótico, etc. Las lactobacterias ayudan a normalizar la flora intestinal evitando el desarrollo y su asentamiento en el intestino.

- Efecto protector ante infecciones y como un estimulador del sistema inmunitario, mediante distintos mecanismo como son:
- modificar los niveles de colonización, en el caso de L. reuteri se disminuye la capacidad de colonizar el intestino de bacterias como Clostridium difficile.
- producción de sustancias antibióticas. L. reuteri excreta reuterina sustancia con efecto antibiótico.
- o mediante la estimulación de órganos linfoides asociados a la mucosa intestinal. L. reuteri es capaz de reducir las recidivas de candidiasis y restablecer la flora normal de la vagina.

- Disminuyen el riesgo de padecer cáncer de colon.

- Presentan una disminución de los niveles de colesterol al usar el colesterol de la dieta (colesterol exógeno) disminuyendo su absorción, incrementando la excreción de sales biliares o mediante ácidos grasos volátiles que se absorben en el intestino y en el hígado disminuyendo el metabolismo lipídico, reduciendo así también la fabricación de colesterol (colesterol endógeno).

Efectos beneficiosos de los Prebióticos
Los prebióticos también tienen efectos beneficiosos como son:

- Disminución de las diarreas en infecciones intestinales.
- Disminución del riesgo de osteoporosis, en el caso de la inulina incrementa los niveles de fijación del calcio.
- Disminuye los niveles de obesidad y de padecer diabetes de tipo II.
- Disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon.

Lactobacillus reuteri
Lactobacillus reuteri ?Reuteri?es una lactobacteria que utiliza procesos de fermentación para transformar los azúcares de la dieta en dióxido de carbono y en los ácidos acético y láctico. Es la única bacteria láctica universal, es decir, que se encuentra de forma natural en nuestro intestino y se transmite a través de la leche materna.

L. reuteri es la única especia de lactobacillus que produce y secreta reuterina, sustancia con propiedades antimicrobianas frente a bacterias dañinas para nuestro sistema digestivo, sin afectar a la flora intestinal sana. Esta bacteria probiótica posee una proteína específica AGGH que ayuda a las lactobacterias en la colonización intestinal.

Estudios clínicos demuestran que tras el uso durante tres semanas de L. reuteri se demuestra una resistencia óptima del sistema digestivo frente a cualquier ataque microbiano y cambios psicológicos.

La dosis recomendada de L. reuteri es de 108 de unidades formadoras de colonias (UFC). Como probiótico presenta una gran seguridad, ya que en estudios donde se usó 500 veces la dosis recomendada no se mostró ningún efecto secundario.

Marco A. Peralta Arjonilla Director Técnico Farmacéutico La Botica Natural

Volver al listado