Se encuentra en:     Inicio / Artículos

Las prostaglandinas esenciales y su precursor natural Gamma- Linolenico (GLA, en inglés) nos aportan uno de los mejores y más acreditados complementos de salud, tanto en medicina preventiva, como en la terapia cien por cien natural de los biorreguladores metabólicos. Esto fue redescubierto hace años por el doctor David F. Horrobin y sus colaboradores, entre ellos, durante más de 15 años, el Dr. López-Román.

Así, la Gamma-Linoterapia (aporte oral de concentrados vegetales de GLA y de bio-nutrientes co-factores, necesarios en la formación de las prostaglandinas esenciales E-1) es una de las mejores alternativas, no sólo para nuestros pacientes, sino para nutricionistas especializados en el metabolismo de la mejoría de la salud, a través de bio-nutrientes esenciales.

Las deficiencias del metabolismo de los ácidos grasos esenciales poli-insaturados pueden ser por anomalías congénitas o adquiridas, que bloquean, parcial o en su casi totalidad la enzima Delta- 6-Desaturasa. En numerosas ocasiones, estas deficiencias son causa de trastornos funcionales y metabólicos, y como consecuencia, crean enfermedades. Éstas, en muchas ocasiones son corregibles con Gla-Agemol, y los nutrientes co-factores que contienen la microalga spirulina y otros complementos de salud. Es el caso de la plata coloidal alimenticia, que ayuda al desbloqueo metabolico de la D-6-D, y por tanto, abre eficazmente la ruta metabolica de las prostaglandinas esenciales.

Los ácidos grasos esenciales poli-insaturados (AGEs), hace años también llamados Vitamina F, son, al igual que las vitaminas, nutrientes esenciales, que no los puede sintetizar nuestro organismo. Por tanto, deben ser diariamente aportados directamente a través de la alimentación o ingesta diaria de complementos nutricionales especiales. Así, el ácido graso esencial, cabecera de la lista, es el Cis-Linoleico (comunmente llamado linoleico), aunque teóricamente lo ingerimos en cantidades suficientes, estudios clínicos demuestran que, para que actúe como tal ácido graso esencial y ejerza sus funciones metabólicas y preventivas, es necesario que nuestro organismo lo convierta en gamma-linoleico, para que pase a las prostaglandinas esenciales E-1.

No obstante, está demostrado que dicha conversión, aún teóricamente factible, en la práctica, no lo es, por una deficiencia congénita de la enzima D-6-D. Dicha enzima muy frecuentemente es bloqueada por alguno de sus numerosos factores bloqueantes, entre otros, niveles altos de azúcar, niveles bajos de insulina, colesterol, trigliceridos, estrés (adrenalina), deficiencias de vitaminas, minerales y oligoelementos, consumo elevado de alcohol, grasas saturadas o envejecimiento. También los ácidos grasos ?trans?, abundantes en la alimentación diaria, son factores bloqueantes de la conversión metabólica del linoleico a Gamma-Linoleico.

Por tanto, sabiendo que dicha conversión metabólica es bastante problemática, la solución consiste en desbloquearla con la incorporación directa en nuestra alimentación de Gamma-Linoleico. Éste prácticamente está sólo presente en la leche materna y en las semillas de onagra. Hay que tener en cuenta, que se necesitan más de 5.000 semillas para obtener el contenido de una cápsula de 500 miligramos.

Beneficios de las prostaglandinas E-1
Las PGE-1 juegan un importante papel en el buen funcionamiento de nuestro organismo, así como en la profilaxis de ciertas enfermedades. En concreto, son muy importantes para el sistema nervioso, cardiovascular, reproductivo, endocrino, inmunológico, anti-inflamatorio,

metabólico, piel, pelo, uñas, salivar y glandular. Además, las PGE-1 no tienen efectos secundarios, ni contraindicaciones.

El componente esencial de la síntesis de las PGE-1, como hemos dicho, es el Gamma- Linoleico (GLA) y la leche materna lo contiene en altas concentraciones. En concreto, un bebé toma de su madre más GLA, que un adulto cuando toma las dosis recomendadas de onagra. Con ello, simplemente se confirma además su inocuidad y ausencia de efectos secundarios y contraindicaciones.

A continuación, vamos a analizar algunas de las aplicaciones más relevantes de las cápsulas de aceite de onagra, que contienen 500 mg. de aceite y 10 mg. De Vitamina E natural.

▪ Hipercolesterolemia: El GLA de la onagra es unas 170 veces más hipocolesterolemiante que el linoleico presente en aceites vegetales comestibles. Los niveles de LDL colesterol tras el tratamiento de unos 6 meses con GLA, bajan paulatinamente entre el 15 y el 25%, manteniéndose los niveles de HDL colesterol. También mejora la circulación, contribuyendo a corregir la hipertensión arterial, además de ayudar como vasodilatador antiplaquetario, previniendo la trombosis.

▪ Neuropatía diabética: Se ha demostrado la eficacia del GLA de la onagra en su tratamiento. Los pacientes diabéticos mejoraban y prevenían las complicaciones de su diabetes. Cuando además se ingiere el adecuado complemento nutricional de cromo aminoquelado, que se sabe es el factor de tolerancia de la glucosa, consiguen ver reducidos sus niveles de azúcar en sangre, y por tanto, sus médicos les pueden recomendar ingerir menos insulina tras sus análisis diarios de azúcar en sangre.

▪ Mastopatía y síndrome pre-menstrual: También ha demostrado su eficacia en estas dolencias tan frecuentes en la mujer. Estadísticamente, 2 de cada 3 mujeres en edad fértil las padecen. Desde hace décadas, en los países más avanzados la terapia con onagra es la elegida por la mayoría de las mujeres en edad fértil.

▪ Eccema atópico: Numerosos estudios clínicos demuestran que personas con problemas de piel, eccema atópico y psoriasis tienen carencias de ácidos grasos esenciales, en especial, del GLA. Así, niños hiperactivos y adultos con problemas de asma, alergias y broquitis crónicas mejoran con la ingesta de GLA del aceite de onagra. Su ingesta diaria desbloquea la ruta metabólica de los ácidos grasos esenciales.

▪ Esclerosis múltiple: Es una enfermedad autoinmune, que se caracteriza por el deterioro de la mielina, que es la vaina que recubre los nervios que van desde el cerebro a todas las partes y órganos del cuerpo. Por ello, fortalecer nutricionalmente nuestra mielina es una de las mejores estrategias de salud para prevenir esta enfermedad. Además, el aceite de semillas de onagra es compatible con cualquier tratamiento farmacológico. Numerosas personas con esclerosis múltiple mejoran, aunque podemos afirmar que el aceite de onagra no cura la esclerosis múltiple, como tampoco lo hace ningún fármaco.

▪ Artritis reumatoide: Es una enfermedad inflamatoria crónica en la que se produce PGE-2 tras elevadas concentraciones de ácido araquidónico, procedente entre otros de grasas saturadas. A pesar de ello, debemos de saber que las PGE-1 ayudan a controlar la liberación de ácido araquidónico, reduciendo así la posibilidad de generar en nuestro organismo sustancias pro-inflamatorias y evitando la formación de PGE-2.

▪ Hiperactividad en niños: También ha sido asociada a niveles bajos de ácidos grasos esenciales, en especial, GLA. Por ello, los niños hiperactivos mejoran con la ingesta diaria de onagra, adecuadamente dosificada y suplementada con otros bio-nutrientes esenciales. Muchos padres, que no desean darles a sus hijos hiperactivos tranquilizantes, encuentran mejoría en ellos gracias a la onagra.

▪ Alcoholismo: Otra de las enfermedades que bloquean el paso metabólico. Por ello, las personas con este síndrome mejoran también con la suplementacion nutricional de GLA, Vitamina E y nutrientes cofactores en la síntesis de las PGE-1.

Conclusiones
El aceite de la vida, procedente de semillas de onagra prensadas en frío, es un excepcional suplemento nutricional y dietético para personas de todas las edades, niños, adultos y personas de la tercera edad. Sobre todo, cuando se ingieren en las dosis y modo de empleo adecuado, junto a nutrientes co-factores que aportan otros complementos alimenticios, como la microalga spirulina y chrorella, que aportan más de 50 macro y micro-nutrientes esenciales para así, entre otros beneficios, desbloquear la citada enzima D-6-D.

Dr. Antonio López-Román.
Director Científico y Presidente-Fundador de Laboratorios Oikos

Homenaje al Dr. David F. Horrobin (q.e.p.d.), de su colaborador y amigo Dr. Antonio López-Román, Director Científico y Presidente-Fundador de Laboratorios Oikos.
Las prostaglandinas esenciales y su precursor natural Gamma-Linolenico (GLA, en inglés), fueron descubiertas por el doctor David Horrobin y el doctor A. López-Roman, colaborador suyo, durante 15 años.
Los 4 libros más conocidos y apreciados del Dr. David F. Horrobin están a disposición de los suscriptores de la revista mi herbolario.
>> Enviando un e-mail a la dirección: oikos@oikos-net.com. También por medio de fax al número: 952 47 68 55, o llamando al teléfono 952 66 66 25.

Volver al listado