Se encuentra en:     Inicio / Consultorio

Sí tienes alternativas, ya que existen algunos estudios con moléculas naturales, que han demostrado eficacia. Aunque he de decirte que la mayoría de los estudios consultados al respecto se han realizado con pacientes que, además, seguían un tratamiento de quimio y/o radioterapia. El Instituto Internacional de Micoterapia (IMI), recomienda el siguiente tratamiento: "En base a la teoría de la vigilancia inmunológica, resulta esencial la modulación del propio sistema inmune. Los hongos poseen capacidad para mantener alerta las células patrulladoras del Sistema Inmunológico, proporcionando vigilancia continua y eficaz, que resulta capaz de atrapar y eliminar las células que experimentan una transformación maligna, desempeñando así una función de primer orden en la destrucción de células transformadas . Inmuno-HdT es una mezcla de seis extractos puros de especies fúngicas, dirigidas hacia la modulación de la respuesta inmune. Drenar el Sistema Linfático. La linfa es la encargada de transportar las grandes moléculas como los desechos celulares, los globulos de grasa, las pequeñas particulas de proteinas. La linfa se drena a los vasos linfàticos para posteriormente volver al torrente sanguíneo. Resulta esencial en todo tipo de linfomas descongestionar, desbloquear y redirigir el flujo de la linfa a través del sistema linfático. El hongo con mayor tropismo hacia el sistema linfático y drenante por excelencia es Polyporus umbellatus. De manera adicional, los principios activos aislados a partir de dicho hongo mostraron acción citotóxica sobre la proliferación de células neoplásicas sanguíneas.(Ohsawa T. et al) Debida a su elevada capacidad metastásica se hará uso de Maitake, cuya actividad anti-metastásica ha sido ampliamente estudiada, mostrando inhibición de la metástasis de manera indirecta, mediante actividad biológica por parte del propio sistema inmunitario, así como inhibición de la adhesión de células tumorales a células endoteliales vasculares.(Masuda Y. et al)" Por tanto, el tratamiento consistiría en tomar dos cápsulkas de cada una de las setas señaladas por la mañana, precedida de vitamina C, que mejora la absorción de éstas. A esto, añádele el siguiente tratamiento con homeopatía: Thuja occidentalis 30 CH, Kalium muriaticum 6 DH y Ferrum phosphoricum 6 DH, 2 gránulos sublinguales dos veces al día con el estómago vacío y separado de comidas. Carcinosinum 30 CH: 2 gránulos al acostarse. Además, valoraría un tratamiento con microinmunoterapia, pero dada la complejidad de tu caso, sería interesante que te puesieras en manos de un buen profesional en la zona donde resides, para que te pueda aconsejar mejor y seguir tu caso.
La sangre de drago es el látex que se obtiene mediante incisiones en el tronco de un árbol de la Amazonía peruana. Efectivamente, es uno de los remedios que te recomendaría para tratar la colitis ulcerosa, ya que tiene un importante efecto cicatrizante. Como verás, es líquida y el efecto más importante lo hace de forma tópica, por lo que tenemos que conseguir que alcance el colon, hecho poco probable si la ingerimos por vía oral. Es por ello que en estos casos se recomienda en forma de enemas: 30 gotas en una infusión de llantén e intentar mantenerla lo máximo posible (mejor ponerla por la noche). También te recomiendo que preguntes en tu herbolario por un buen preparado con probióticos y prebióticos, ya que dismuyen la inflamación y favorecen la curación de las enfermedades inflamatorias intestinales, como es este caso. Incluye una seta medicinal llamada melena de león (Hericium erinaceus) y toma 1 cápsula tres veces al día, ya que ha demostrado en modelos animales (ratones) de colitis ulcerosa, que regenera el epitelio intestinal, impidiendo su degradación, renovándolo y evitando la formación de úlceras y tejido cicatricial afuncional. Por último, recuerda que debes implicarte en el tratamiento, disminuyendo el consumo de proteínas procedentes de la carne y el pescado. Un estudio de mayo de 2010, llevado a cabo en mujeres en Francia, demostró que quienes llevan este tipo de alimentación son menos propensas a padecer esta enfermedad que las que consumen grandes cantidades de carne y pescado. Otros estudios recomiendan un consumo alto de omega 3, que también disminuye la probabilidad de padecerla, por lo que te recomiendo que emplees un buen suplemento de aceite de krill, por el efecto antiinflamatorio que posee.
El barro biliar se puede considerar la antesala de los cálculos biliares y, por tanto, sí que se te pueden formar, ya que se trata de una bilis muy espesa, donde es fácil que precipiten ciertas sustancias y se formen cálculos. La alimentación es importante y debe estar exenta de grasas saturadas y colesterol. Evita fritos, helados, quesos grasos, dulces y bollería en general y carnes grasas, especialmente la del cerdo. Emplea además plantas que favorezcan la eliminación del contenido de la vesícula biliar o colagogas, como la alcachofera (que también la puedes incluir en tu dieta), boldo, cardo mariano, menta y manzanilla, de las que te puedes tomar una infusión, mezclándolas todas a partes iguales después de las comidas.
Por tener un helicobacter pylori, no hay que someterse a un tratamiento quirúrgico, ya que hasta ahora nunca una intervención quirúrgica ha servido para matar a una bacteria. Para eso están los antibióticos, que tambien los tenemos naturales, capaces de erradiacar esa bacteria. Es posible que te hayan dicho que te quieren hacer una gastroscopia, que sí se indica a muchos pacientes con helicobacter pylori, para valorar el estado de la mucosa gástrica mediante la toma de una biopsia y así saber el daño que realmente te ha producido esa infección en el estómago. Te recomiendo que tomes 20 gotas de aceite de semillas de pomelo, junto con otras 20 gotas de sangre de drago y 20 gotas de propóleo, antes de las tres comidas, y una infusión de regaliz y rabo de gato para después de las mismas. Probablemente, eso te haga desaparecer la bacteria y te cicatrice la úlcera sin necesidad de cirugía. Para combatir el estreñimiento, lo mejor es que aumentes el consumo de fibra en tu dieta, y si aún así persiste, toma laxantes suaves que no dañen la mucosa intestinal, como las semillas de lino, el plántago ovata o incluso el carbonato de magnesio. Pero bajo ningún concepto fumes, pues el tabaco es un factor de riesgo para que desarrolles más lesiones ulcerosas en tu aparato digestivo.
Aunque es controvertido el papel de la dieta en la aparición de acné o barros, personalmente aconsejo una dieta exenta de grasas saturadas (fritos, quesos, bollería industrial, helados, chocolate y cerdo) y tendente hacia el vegetarianismo en caso de situaciones rebeldes. Toma un depurativo, que puedes encontrar en tu herbolario, e incluye también levadura de cerveza y germen de trigo. Dos veces a la semana, ponte una mascarilla de arcilla y, diariamente, lávate con un jabón de azufre. Depués, aplícate un paño en la cara con agua caliente, sin que te queme, y finaliza aplicándote un tónico, que puedes preparar mezclando a partes iguales agua de rosas con agua de hamamelis. Verás como con el paso del tiempo vas recuperando un cutis como el que debe corresponder a tu edad.
Los espolones calcáneos son excreciones óseas que aparecen en la cara plantar del hueso calcáneo, que es el que está situado en el talón. Vigila el peso y procura mantenerlo adecuado a tu estatura. Utiliza una plantilla de descarga, que venden especiales para los espolones en las ortopedias. Hazte todas las noches unos baños en los pies, alternando agua caliente con agua fría con unos cubitos de hielo (5 minutos en agua caliente y 1 minuto en agua fría), durante 5 veces, terminando con una aplicación caliente y ponte un crema o gel de árnica. Además, toma Hekla lava 5 CH (un remedio homeopático), 2 gránulos 2 veces al día.
La hiperplasia suprarrenal congénita, como su nombre indica, es una enfermedad hereditaria en la que se produce un déficit enzimático, con lo que no se sintetizan algunas sustancias y, por el contrario, se acumulan sus precursores. Dependiendo de la enzima afectada, puede haber virilización, hipertensión arterial o pérdida de sal. Su tratamiento no es curativo, ya que hay una alteración genética y, por tanto, se dirige a evitar las consecuencias del déficit enzimático. Te recomiendo que empieces con sales de Schüssler, concretamente, con Magnesia phosphorica 6DH, 1 cápsula tres veces al día, que es la sal de la suprarrenal. Además toma Ribes nigrum (grosellero negro) en extracto fluido, 25 gotas 3 veces al día y Sabal serrulata, si existe virilización, que puedes encontrar tanto en gotas como en cápsulas.
El fucus vesicoso se emplea junto a dietas de adelgazamiento, fundamentalmente por el yodo que posee, que le confiere una acción estimulante tiroidea, lo que favorece los procesos catabólicos y, por tanto, favorece que se quemen las grasas depositadas en el organismo. Éste y sus otros principios activos no afectan a la vesícula biliar, por lo que si lo estás tomando, puedes hacerlo con total tranquilidad. Sólo se debe tener especial cuidado en aquellos pacientes que tienen enfermedades de la glándula tiroides. Por otro lado, me dices que lo estás tomando en infusión. Yo te recomiendo que tomes un preparado estandarizado en gotas o en cápsulas, pues es la mejor forma de que se garantice que no contiene metales pesados y que aporta la cantidad de yodo necesaria.
Si tienes problemas de impotencia con 24 años, te recomiendo que te vea un urólogo, para poder descaratar algunas causas que pudieran producirla, pues no es normal que empieces con esos problemas a esa edad. Antes de considerar qué plantas pueden mejorar la impotencia, también debes valorar tu estado emocional, pues no siempre todo es físico, ya que muchas veces una depresión, por ejemplo, puede manifestarse con síntomas de falta de líbido y de impotencia. La Maca, como bien dices, es una planta que puede ayudarte a solucionar y mejorar tu problema de impotencia y, como siempre, te recomiendo productos estandarizados para garantizar un mayor efecto. La puedes emplear junto con Damiana (Turnera diffusa Wild. var. aphrodisiaca), con la que conseguirás un mejor efecto.
El propóleo es un buen antiséptico para los casos de faringoamigdalitis que comentas. La dosis habitual es de 25 gotas 3 veces al día, y así se lo puedes dar a tu hijo. Pero considera también que quizás puede que tenga bajas sus defensas, por lo que te recomiendo que lo asocies con equinácea, en la misma dosis.