Se encuentra en:     Inicio / Artículos / “La realidad del mercado único está cada vez más cerca”, Camil Rodiño, secretario general de Afepadi

Camil Rodiño ostenta el cargo de secretario general de Afepadi desde el año 1997. Esta asociación tiene, entre otras funciones, la de representar, gestionar y defender la industria de los complementos alimenticios y productos dietéticos ante cualquier organismo, jurisdicción e instancia.

En este sentido, Rodiño defiende la importancia de tener una buena legislación que regule el mercado de los complementos alimenticios, no solo como punto de seguridad para los consumidores, sino como elemento estabilizador del mercado.

¿Cuáles son los objetivos y la misión principal de Afepadi?

En términos generales, nuestra misión es la de defender los intereses de nuestros asociados ante cualquier instancia.

Esto, que puede sonar muy general, puede concretarse en dos grandes áreas de actuación: la primera, es la de trabajar por tener unas condiciones de mercado y legislativas, que permitan el normal desarrollo del sector, tanto en el futuro como en nuestro día a día. La segunda área de actuación pivota sobre los servicios que ofrecemos a nuestros asociados, que les ayudan a mejorar y crecer sólidamente.

Estos servicios pueden resumirse en servicios de formación e información continuada, así como asesoramiento personalizado en todas las áreas que trabajamos. Nuestros asociados lo valoran de manera muy positiva y posiblemente sea una de las razones por las que Afepadi ha tenido un crecimiento, tan importante, durante la última década.

¿Qué impacto ha tenido la crisis de la Covid 19 en el mercado de complementos alimenticios?

La crisis ha cambiado muchísimas cosas en el día a día de todos, desde el modo en que trabajamos o nos relacionamos, hasta los hábitos de consumo y compra. Hemos visto cómo en los últimos meses ha aumentado de forma significativa la venta a distancia, no sólo para los complementos alimenticios, sino en general.

También se ha despertado un mayor interés por el mantenimiento de una buena salud y, en particular, por todo lo relacionado con el sistema inmunitario. Y ello se ha visto reflejado en los nuevos hábitos de vida: alimentación más saludable, introducción del ejercicio físico en muchos casos, y una mayor conciencia de la importancia de la prevención. Y los complementos alimenticios juegan un importantísimo papel en todo ello.

¿El mercado de los complementos alimenticios en España y Europa está en auge?

Este mercado ha mantenido un crecimiento general continuado durante los últimos años, tanto en el número de operadores como en el de productos en el mercado y volumen global de negocio.

Esta realidad se ha producido como consecuencia del mayor conocimiento por parte de los consumidores de las bondades de estos productos, por un lado y, por otro, del aumento de una oferta variada de complementos alimenticios de altísima calidad, seguridad y eficacia. Nuevos productos para satisfacer nuevas necesidades. Nuevos canales para llegar al consumidor. Pero este crecimiento se ha producido de manera desigual en la Unión Europea, donde se ha mostrado una tendencia creciente más marcada en aquellos países que tienen una buena regulación.

¿Cómo está ahora mismo la regulación de los complementos alimenticios en España?

La legislación española sobre complementos alimenticios es claramente deficitaria, lo que hace que vayamos por detrás de nuestros vecinos europeos. A pesar de estas dificultades, y gracias a la tendencia en Europa de regular a través de reglamentos, que se aplican directamente en toda la UE y no requiere de adaptación en España, la realidad del mercado único está cada vez más cerca.

En los últimos dos años, se ha dado un paso importante en Europa al publicar una norma con todos los nuevos alimentos autorizados, que muchos de ellos son para su utilización en complementos alimenticios. Es un gran avance, aunque insuficiente, para la normativa específica de complementos alimenticios, que data del 2002 y que sólo regula las vitaminas y minerales, aunque parcialmente. Queda mucho por hacer, en especial para avanzar en la regulación de uno de los campos más importantes y complejos: las plantas y extractos.

¿Cuál sería el marco normativo ideal?

Desde hace muchos años en Afepadi estamos trabajando para promover la elaboración de un Reglamento Europeo que sustituya la ya obsoleta e incompleta Directiva (Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 10 de junio de 2002) que regula los complementos alimenticios. Es nuestro objetivo que éste reglamento contemple el máximo número posible de ingredientes y sus condiciones de utilización, así como los criterios de identificación y pureza. Por supuesto, incluyendo las plantas y extractos de hierbas.

Otro punto que nos parece esencial es que, al igual que sucede en Italia, por ejemplo, fuera obligatorio indicar en los productos la función nutricional o fisiológica al que están destinados. No debería de ser una opción, como en la actualidad, puesto que no se trataría de comunicación comercial, sino de información que el consumidor precisa para hacer un uso adecuado del producto. Y también establecer las condiciones de utilización de las declaraciones de belleza, aquellas que se utilizan para reivindicar propiedades relacionadas con el aspecto y distintas de las declaraciones de propiedades saludables.

La legislación vigente en España y Europa tiene muchísimo margen de mejora. Desde Afepadi, trabajamos duramente para conseguir avanzar y, coordinando nuestros esfuerzos con el resto de asociaciones europeas, vamos avanzando en la buena dirección. Es nuestro compromiso, no tan solo con nuestros asociados, sino también con sus clientes y, por supuesto, con el medio ambiente y con el consumidor.

Volver al listado