Se encuentra en:     Inicio / Artículos / “Nuestros operadores ecológicos se han dejado la piel para abastecer los mercados”, José Ángel Navarro, director de certificación de CAAE

¿Cómo surgió CAAE y a quién representa?

Nacimos con el inicio de la regulación de los alimentos ecológicos en Europa, en el año 1991, siendo la primera entidad que certificó la producción ecológica en España. Por aquellos entonces éramos un comité regional de agricultura ecológica de los que todavía quedan algunos en nuestro país y de ahí viene nuestro nombre; aquella gente del campo soñadora que pensaban en otra forma de producir, aunque entonces fuera una utopía, crearon el CAAE en Andalucía para convertirse, una década más tarde, por requerimiento de las autoridades en una entidad privada. Fue entonces cuando se constituyó una asociación sin ánimo de lucro, que tiene entre sus finalidades promover la agricultura ecológica, el desarrollo del mundo rural y el consumo responsable, la cual es propietaria de CAAE. A partir de aquí no hemos parado de crecer atendiendo distintos territorios en España, para convertirnos en la entidad que certifica más de la mitad de la superficie ecológica de nuestro país y en referencia en Europa, ampliando nuestra actividad a América y África, dando nuevos servicios a nuestros clientes y a la sociedad. Somos, además, la única entidad española autorizada por la Unión Europea para certificar en otros países y por los gobiernos de EE.UU. y Japón, para hacerlo bajo sus normas nacionales a quienes quieran exportar allí.

¿Cuáles son sus principales objetivos como director de certificación?

El principal objetivo es ofrecer un servicio de calidad a nuestros operadores a los que certificamos y, por ende, a la sociedad. Queremos que la marca CAAE sea conocida como sinónimo de garantía y que los compradores a cualquier nivel, tanto intermediarios, comercializadores, como consumidores finales, sepan reconocer en la misma el esfuerzo y la calidad de los productos que adquieren a través del aval de nuestro sello. Fundamentalmente, el trabajo que realizamos consiste en verificar el cumplimiento de los requisitos a los que se compromete el productor o transformador del producto con las personas que lo adquieren, por lo cual la credibilidad que nos da ser profesionales, veraces e imparciales es el mejor servicio que le podemos ofrecer a nuestros clientes.

¿Qué servicios ofrece CAAE y cómo los lleva a cabo?

Liderar la certificación de productos ecológicos en un país como España, que es el primer productor de Europa de estos productos con más de dos millones de hectáreas certificadas, implica un alto grado de especialización, es por eso por lo que en CAAE trabajamos a nivel nacional e internacional, para mantener este reconocimiento.

Nuestra actividad tiene dos vertientes: la certificación y la formación. La mayor parte de nuestro trabajo es certificar productos y dentro de esta actividad podemos dividirlo en: la certificación de normativa oficial y las certificaciones privadas. En el primer caso, estamos autorizados por los Gobiernos para avalar sus leyes y, en el segundo, por entidades privadas que nos permiten auditar sus normativas o incluso bajo el aval de nuestra marca tener normas propias. Esto ocurre porque el mercado de productos ecológicos es muy exigente, las empresas que apuestan por este sector tienen un abanico amplio de clientes, que van desde el mercado local de cercanía a la exportación a países dentro y fuera de la Unión Europea.

De una parte, Gobiernos como el de la Unión Europea nos autorizan para certificar en territorio comunitario y fuera de él la producción ecológica, así como el Gobierno de EEUU y Japón, de la misma manera, en lo referente a su normas orgánicas; también certificamos normas privadas de seguridad alimentaria como Global GAP o de cosmética como Cosmos, así como auditorías para distintas asociaciones, entre las que están Naturland, Biosuisse o Krav, y propias que son referente en los sectores de insumos, jardinería y ganadería sin antibióticos, por citar algunas. 

En lo que respecta a la formación, realizamos una labor continua por medio de nuestras delegaciones, que abarcan todos los territorios incluida América, organizando jornadas y cursos. Somos una entidad joven y muy activa, con un personal profesional y comprometido que entiende esto como algo más que un trabajo y queremos transmitirlo. Recientemente, hemos finalizado un curso de formación para personas que quieran dedicarse a la calidad agroalimentaria orientada al sector ecológico que ha sido un éxito, estando prevista otra edición que lanzaremos en los próximos meses.

¿CAAE es la primera entidad de Europa en superficie certificada?

Efectivamente, CAAE es la primera entidad de Europa en superficie certificada. Sin duda, somos el reflejo de la potencia que en agricultura ecológica tiene nuestro país y del impulso que supone nuestra presencia en los territorios en los que estamos presentes. Pero no contentos con esto, hemos querido jugar un papel importante en las decisiones que se toman a nivel global y por eso formamos parte activa de asociaciones como la asociación europea de certificadores orgánicos (EOCC), de la que fuimos fundadores en el año 2000, también de IFOAM y recientemente de la asociación de certificadores orgánicos de EE. UU. (ACA), así como de Global GAP.

¿Qué papel tiene IFOAM y EOCC en relación con CAAE?

IFOAM UE es la organización europea que agrupa a las organizaciones de la producción ecológica en Europa, entre las que está CAAE. Desde IFOAM EU se apuesta por la adopción del punto de vista ecológico, los sistemas social y económicamente sanos basados en los principios de la agricultura orgánica - la salud, la ecología, la equidad y de atención. IFOAM EU cuenta con más de 160 organizaciones miembros que abarcan toda la cadena de alimentos orgánicos y más allá: desde los productores y procesadores, minoristas, certificadores, consultores, comerciantes e investigadores de los organismos de defensa del medio ambiente y del consumidor.

Por otra parte, European Organic Certifiers Council (EOCC) cuenta con 51 miembros y tiene como objetivo aumentar la fiabilidad de las actividades de control y certificación en producción ecológica, mediante la representación de los intereses de sus miembros, la armonización de interpretaciones, la facilitación de los flujos de información o la colaboración en prestación de servicios.

¿Cómo evoluciona la producción orgánica? ¿Es positiva para la sostenibilidad del planeta?

El sector de la producción ecológica sigue un crecimiento constante, tanto en España como en el resto del mundo. En volumen de mercado, el sector ecológico ha superado ya los 40.000 millones de euros en Europa. España sigue en séptima posición con 2.133 millones de euros.

La superficie de agricultura ecológica en el mundo ya rebasa los 71 millones de hectáreas. España sigue ocupando la cuarta posición a nivel mundial, por detrás de gigantes como Australia, Argentina y China, ocupando la primera posición a nivel europeo, por delante de Francia e Italia. En este momento, en nuestro país, casi llegamos al 10% de la superficie agraria útil, lo cual es un gran logro que sabemos que no va a parar aquí.

No hay ninguna duda de que, en la actualidad, es el único sistema de producción reglado que mitiga el cambio climático, según recogen centenares de trabajos científicos que recientemente fueron recopilados, para defender el papel del sector bio frente al mismo. Es un sistema sostenible de producción que no sólo nos proporciona productos más saludables, sino que también protege la salud del planeta, pero además favorece el desarrollo económico de las zonas rurales, creando riqueza mediante una estructura reticular de los territorios, que se dinamizan mediante la incorporación de actividades, que requieren más mano de obra y más servicios. Sin duda, es un cambio de modelo que todavía está en nuestra mano revertir.

¿Crece el consumo de los productos ecológicos en España y en el resto de países?

El consumo de alimentos ecológicos sigue una línea ascendente, aunque España está todavía lejos de los países de cabecera; no obstante, estamos entre los diez países del mundo de mayor consumo y el séptimo a nivel europeo. Hace cuatro años nos situábamos por debajo de los 20€ por persona al año y ahora estamos en los 46,5€, esperando que en poco tiempo podamos alcanzar a países como Dinamarca y Suiza que se sitúan por encima de los 312€, pero de todos modos nos vamos acercando a las cifras de países como Suecia. En cualquier caso, hay que destacar que el ecológico salió reforzado de la crisis iniciada hace algo más de una década, habiéndose registrado durante el periodo 2011 a 2014 el mayor crecimiento que ha registrado este sector hasta el momento, duplicándose las cifras de consumo. No sabemos dónde estará el techo, pero sí tenemos claro que todavía tenemos un largo camino por recorrer.

¿Qué opina sobre el Real Decreto-ley 5/2020, de 25 de febrero, por el que se adoptaron medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación?

Fueron medidas derivadas de la situación general de los mercados agrarios e incluso de situaciones climatológicas adversas, que han provocado pérdida de rentabilidad en las explotaciones. Intentar ayudar a los productores primarios en actividades tan básicas como la alimentación es importante y la serie de medidas adoptadas, entendiendo que no van a ser la solución a los problemas estructurales y de competencia con mercados exteriores, sí pueden ayudar a sobrellevar la situación, han sido medidas fiscales, de apoyo a la contratación, para evitar la venta a pérdidas; son cuestiones básicas que siempre un Gobierno debería favorecer.

El nuevo presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2021-2027 recorta alrededor de un 10% la PAC, ¿cómo influye este acuerdo en la producción ecológica?

Confiamos en que las políticas anunciadas en el Green Deal encaminadas a luchar contra el cambio climático y su reciente concreción en la estrategia Farm to Fork, del campo a la mesa, en la que se opta por una agricultura más sostenible, estableciendo como objetivo para 2030 llegar a que el 25% de la superficie agraria de Europa sea ecológica, marcan una clara tendencia. Todavía no sabemos en lo referente a la PAC cuáles serán los criterios y, mucho menos, cómo se van a establecer los repartos; sí ha comunicado el Gobierno que el sistema va a cambiar, como claramente también el propio Consejo Europeo lo ha transmitido, porque el sistema vigente no ha conseguido sus objetivos, sobre todo en materia medioambiental. Sabemos también que la tendencia es la que acabo de comentar y que hay prioridades como el relevo generacional, la incorporación de jóvenes y mujeres, la innovación y la digitalización; sin duda, se abren grandes expectativas y esperamos que las mismas sigan dando la razón a los que llevamos mucho tiempo apostando por este modelo de desarrollo que es capaz de englobar todos estos objetivos y, además, ofrecernos un futuro de bienestar y esperanza para nuestros hijos.

¿Cómo afecta el coronavirus a este sector durante el confinamiento, en la actualidad y a medio plazo?

Esta terrible pandemia y las medidas que se han tomado van a suponer una ralentización del crecimiento, pero tenemos la seguridad de que los productores, agricultores y ganaderos, así como el sector transformador agroalimentario han sabido históricamente sobreponerse a muchas adversidades saliendo adelante y confío que ahora va a ser igual. Está siendo encomiable la actitud del sector agroalimentario, asumiendo su responsabilidad como proveedores de un bien básico, en una situación crítica como la que estamos atravesando, si en los momentos más duros de esta crisis la labor de los sanitarios ha sido fundamental, la de los productores e industrias agroalimentarias no lo han sido menos y te puedo decir que nuestros operadores ecológicos, a pesar de las limitaciones impuestas por las circunstancias, se han dejado la piel para abastecer los mercados.

En lo que respecta a CAAE, llevamos tiempo invirtiendo en tecnología y ya desde hace más de dos años habíamos adoptado el teletrabajo con normalidad; esto nos ha permitido tener el 100% de nuestra plantilla trabajando desde el primer día y mantener con toda normalidad el servicio a nuestros clientes. Sin duda, ha sido un acierto apostar por asegurar a través de las nuevas tecnologías mecanismos que aseguren un adecuado control en estas condiciones extraordinarias que estamos atravesando.

Pero, sobre todo, tenemos que dar un mensaje de ánimo y esperanza al sector ecológico, porque estoy seguro de que la sociedad va a saber reconocer el esfuerzo que está haciendo. Apostar por lo ecológico es hacerlo por la vida en nuestro planeta.

FRASES DESTACADAS

“Es el único sistema de producción reglado que mitiga el cambio climático, según recogen centenares de trabajos científicos que recientemente fueron recopilados, para defender el papel del sector bio frente al mismo”

“Llevamos mucho tiempo apostando por este modelo de desarrollo que es capaz de ofrecernos un futuro de bienestar y esperanza para nuestros hijos”

“Está siendo encomiable la actitud del sector agroalimentario, asumiendo su responsabilidad como proveedores de un bien básico, en una situación crítica como la que estamos atravesando”

 

Volver al listado