Se encuentra en:     Inicio / Artículos / Bienestar y suplementos para nuestros mayores

Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) en 2019, se superó, en España, la cifra de 9.000.000 de personas mayores de 65 años, lo que representa más del 19% del total de la población. El aumento de la esperanza de vida ha sido posible gracias a la mejora de las condiciones de vida y de los recursos sanitarios y sociales. Sin embargo, no todas las personas gozan de un envejecimiento saludable y encontramos personas muy mayores con una excelente salud, mientras que otras personas coetáneas tienen una salud frágil y sus capacidades se ven mermadas. Los cambios no solo están asociados a la biología y la genética; el modo de vida, los hábitos de cada persona y las circunstancias que la rodean, se encuentran entre los múltiples factores que pueden afectar a todas las personas y en especial a los mayores, para bien o para mal.

Afecciones comunes asociadas con la edad

Según datos recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (1). Entre las afecciones comunes de la vejez cabe citar: problemas de visión (cataratas, retinopatías, miopía, presbicia, etc.), problemas auditivos, dolores osteomusculares, problemas respiratorios, diabetes, enfermedades cardiovasculares, depresión y demencias (incluyendo pérdida de memoria y otros deterioros cognitivos asociados a la edad), sarcopenia con pérdida de la masa y función muscular; la osteoporosis o la malnutrición que en muchos casos es causa de la debilitación del sistema inmunitario, lo que aumenta el riesgo de infecciones.

El reto: alcanzar un envejecimiento saludable

Así pues, no se trata de añadir años a la vida, si no vida a los años, alcanzando un envejecimiento saludable. Las personas mayores que llevan una alimentación sana, practican ejercicio adaptado a su capacidad física y realizan actividades intelectuales, suelen mantener mejor sus capacidades e independencia y pueden disfrutar mucho de esos años, cada vez más largos, tras la jubilación en los que aún tienen mucho que aportar a la sociedad.

Una buena nutrición, clave en el envejecimiento saludable y la promoción de la salud.

Como se ha comentado, una alimentación sana y variada durante toda la vida es clave en los procesos de envejecimiento, no en vano “somos lo que comemos”. Sin embargo, la malnutrición es uno de los grandes síndromes geriátricos y factor de fragilidad. Obedece a causas muy variadas, entre ellas cabe citar:

  • Alteraciones dentales, disminución del gusto y del olfato, con disminución del apetito.
  • Disminución de los depósitos corporales inherentes a los procesos de envejecimiento.
  • Alteraciones digestivas que conducen a una peor absorción y a un menor aprovechamiento de nutrientes (proteínas, vitaminas y minerales, principalmente).
  • Disminución de la síntesis en la piel de vitamina D y por tanto menor absorción de calcio
  • Medicamentos que producen pérdida de apetito o pueden interferir en la absorción de nutrientes.

Vitaminas y minerales

Entre los micronutrientes más deficitarios en los mayores se encuentran el calcio, la vitamina D, el magnesio y las vitaminas del grupo B (especialmente vitamina B12). En la tabla nº 1 se relacionan las principales causas y consecuencias de su déficit.

Tabla nº 1

Nutriente

Principales causas relacionadas

Principales consecuencias de su déficit

Calcio

Su absorción disminuye con la edad y depende de la presencia de vitamina D.

Osteoporosis. Riesgo de fracturas. dolor articular, calambres, trastornos del ritmo cardiaco y deterioro cerebral, entre otras.

Vitamina D

Disminución de la síntesis de vitamina D a nivel de la piel; problemas de malabsorción debido a múltiples causas (medicamentos, enfermedades metabólicas o renales, obesidad...).

Determina menor absorción de calcio y fósforo, incremento del riesgo de osteoporosis, caídas y fracturas. Pérdida de masa muscular. Riesgo de deterioro dentario y del sistema inmunitario.

Magnesio

Uso de diuréticos y problemas de malabsorción

Su déficit se suele manifestar con calambres involuntarios y se relaciona con ansiedad, nerviosismo y bajo estado de ánimo o depresión.

Vitamina B12

Se debe en parte a la disminución de ingesta dietética (disminución del consumo de casquería (hígado y riñones), lácteos enteros, etc.), pero principalmente a la disminución de la producción de ácido gástrico acentuada por el consumo crónico o excesivo de medicamentos antiácidos y de los llamados inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol.

Ciertos tipos de anemia. Manifestaciones neurológicas y aumento del riesgo de desarrollo de enfermedades vasculares y trastornos de la función mental.

El hierro y el zinc, son otros dos minerales que también se han encontrado deficitarios en los mayores.

Complementos alimenticios útiles para el bienestar de los mayores

Se comprende entonces que, en muchos casos, será necesario suplementar con complementos alimenticios, que aporten cantidades adecuadas de vitaminas y minerales que ayuden a disminuir el riesgo de malnutrición o compensen las posibles deficiencias. Asimismo, existen otros nutrientes y sustancias naturales que, mediante distintos mecanismos de acción, pueden ser beneficiosas para conservar la salud o ayudar a paliar ciertos trastornos fisiológicos.

Haremos a continuación un breve repaso de algunos nutrientes e ingredientes naturales que pueden ser de ayuda para el mantenimiento de la salud ósea y muscular, la salud cardiovascular y la esfera cognitiva.

Mantenimiento de la salud ósea, articular y muscular:

Como se ha visto Calcio, vitamina D y magnesio son nutrientes imprescindibles para el mantenimiento de una buena salud ósea y muscular. Otros nutrientes necesarios son: la vitamina C, que promueve la síntesis de colágeno en huesos y cartílago, tiene efecto antioxidante y contribuye a un buen funcionamiento del sistema inmunitario; el manganeso que contribuye al mantenimiento de los huesos y del tejido conectivo; el cobre, antioxidante, con acción beneficiosa sobre el sistema inmunitario y el tejido conectivo y la vitamina K2 (menaquinona 7 - MK7), esencial para conseguir que el calcio se fije en las estructuras óseas y se mantenga alejado de las arterias.

El colágeno forma parte de la estructura de huesos y articulaciones. El colágeno nativo (UCII®) se adhiere a una parte específica de la superficie del intestino conocida como placas de Peyer y activa unas células inmunitarias que migran por todo el cuerpo y se dirigen a las áreas de inflamación donde secretan moléculas antiinflamatorias y promueven la reparación del cartílago de las articulaciones. Este mecanismo se conoce como “proceso de tolerancia oral” y permite que (a diferencia de lo que sucede con el colágeno hidrolizado) cantidades muy pequeñas de este colágeno sean suficientes para ejercer su acción, como demuestran distintos ensayos clínicos (4,5).

El rizoma de cúrcuma (Curcuma longa L) contiene curcumina, con demostrada acción antiinflamatoria y antioxidante que reduce la inflamación, el dolor y la rigidez. Un estudio ha demostrado que un fitocomplejo completo de cúrcuma ligado a fosfolípidos (Meriva®), mejoró la fuerza y el rendimiento físico en personas mayores, previniendo la sarcopenia (6).

Salud cardiovascular:

Los ácidos graso omega-3 de cadena larga (EPA y DHA), tienen un importante papel en el mantenimiento de la salud cardiovascular, por su acción antioxidante y antiinflamatoria mejoran la función endotelial. En el aceite de krill, estos ácidos grasos se encuentran en forma de fosfolípidos por lo que son mejor absorbidos y más biodisponibles en el organismo. Un estudio con Aceite de kril (NKO®) demostró que es beneficioso en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, ayudando al control de los niveles de colesterol y triglicéridos en combinación con los tratamientos farmacológicos (7).

La coenzima Q10, tiene una acción antioxidante, cardioprotectora (8) y reguladora de la presión arterial (9) y una función fundamental en la producción de la energía. La edad y la toma de medicamentos como las estatinas, así como distintas enfermedades, son situaciones en las que la demanda de CoQ10 es alta, y tanto la producción de CoQ10 como la conversión de ubiquinona a ubiquinol, que es la forma activa de la coenzima Q10, se ve disminuida (10).

Esfera cognitiva (concentración y memoria):

El deterioro de la memoria asociado a la edad es una de las mayores preocupaciones de las personas mayores. Mantener la mente activa es una de las mejores estrategias para combatirla, pero además existen varios extractos de plantas que pueden ser una buena ayuda.

Las partes aéreas de bacopa (Bacopa monnieri (L.) Wettst) y de centella asiática (Centella asiatica (L.) Urban), han sido utilizadas desde tiempos remotos en la medicina ayurveda para ayudar a la memoria, la cognición y la salud del cerebro. De hecho, las dos plantas pertenecen, en la medicina ayurveda, al grupo de plantas conocidas como Brahmi, nombre que deriva del del dios Brahmā (dios creador del universo) y que se asocia con el conocimiento. En la actualidad distintos estudios han mostrado que tanto bacopa como centella pueden ayudar a conservar y mejorar a memoria y la función cognitiva en personas mayores (11, 12).

También la cúrcuma, por su actividad antiinflamatoria y antioxidante, ha demostrado que puede ser un apoyo a la función del sistema nervioso y puede favorecer un buen equilibrio mental (13). Asimismo, los resultados de dos trabajos apoyan que la suplementación con aceite de Krill se ha asociado con menor probabilidad de deterioros cognitivos relacionados con la edad (14, 15).

A modo de conclusión: para alcanzar un envejecimiento saludable es necesario llevar una vida física y mentalmente activa y una alimentación sana y variada. Los complementos alimenticios pueden ayudar a alcanzar los niveles de nutrientes necesarios y a mantener las funciones fisiológicas que permitan transitar esta etapa con la adecuada calidad de vida.

María José Alonso Osorio, Farmacéutica, Diplomada en Fitoterapia y experta en Nutrición

Bibliografía

1. OMS (Organización Mundial de la Salud). Envejecimiento y salud. Centro de prensa (04/10/2021). Disponible en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/envejecimiento-y-salud (última visita 15/11/2021

2. Perez Ríos M, Ruano Raviña A. La nutrición en el anciano. OFFARM Vol 22.  Núm 5. Mayo 2003

3. López Luengo T. Nutrición en la tercera edad. Farmacia Profesional. Vol 28, Núm 6. Pág. 33-36. Noviembre 2014.

4. Lugo JP, Saiyed ZM et al. Undenatured type II collagen (UC-II®) for joint support: a randomized, double-blind, placebo-controlled study in healthy volunteers. J Int Soc Sports Nutr. 2013 Oct 24;10(1):48. doi: 10.1186/1550-2783-10-48. PMID: 24153020; PMCID: PMC4015808.

5. Mehra, A et al. (2019). A non-interventional, prospective, multicentric real life Indian study to assess safety and effectiveness of un-denatured type 2 collagen in management of osteoarthritis. International Journal of Research in Orthopaedics. 5. 315. 10.18203/issn.2455-4510.IntJResOrthop20190798.

6. Franceschi F, et al. A novel phospholipid delivery system of curcumin (Meriva®) preserves muscular mass in healthy aging subjects. Eur Rev Med Pharmacol Sci. 2016;20(4):762-6. PMID: 26957282.

7. Bunea R, El Farrah K, Deutsch L. Evaluation of the effects of Neptune Krill Oil on the clinical course of hyperlipidemia. Altern Med Rev. 2004 Dec;9(4):420-8. PMID: 15656713.

8. Alehagen U et al. Cardiovascular mortality and N-terminal-proBNP reduced after combined selenium and coenzyme Q10 supplementation: a 5-year prospective randomized double-blind placebo-controlled trial among elderly Swedish citizens. Int J Cardiol. 2013 Sep 1;167(5):1860-6. doi: 10.1016/j.ijcard.2012.04.156. Epub 2012 May 23. PMID: 22626835.

9. Rosenfeldt FL, Haas SJ, Krum H, Hadj A, Ng K, Leong JY, Watts GF. Coenzyme Q10 in the treatment of hypertension: a meta-analysis of the clinical trials. J Hum Hypertens. 2007 Apr;21(4):297-306. doi: 10.1038/sj.jhh.1002138. Epub 2007 Feb 8. PMID: 17287847.

10. Kalén A, Appelkvist EL, Dallner G. Age-related changes in the lipid compositions of rat and human tissues. Lipids. 1989 Jul;24(7):579-84. doi: 10.1007/BF02535072. PMID: 2779364.

11. Morgan A, Stevens J. Does Bacopa monnieri improve memory performance in older persons? Results of a randomized, placebo-controlled, double-blind trial. J Altern Complement Med. 2010 Jul;16(7):753-9. doi: 10.1089/acm.2009.0342. PMID: 20590480.

12. Lisna Anisa Fitriana et al 2021. Twenty weeks of Centella asiatica improved cognitive function of women elderly with dementia. IOP Conf. Ser.: Earth Environ. Sci. 755 012064

13. Franceschi, Togni & Appendino. Bioactive Nutraceutical and Dietary Supplements in Neurological and Brain Disease capítulo 21, 2015.

14. Cole GM, Lim GP, Yang F, Teter B, Begum A, Ma Q, Harris-White ME, Frautschy SA. Prevention of Alzheimer's disease: Omega-3 fatty acid and phenolic anti-oxidant interventions. Neurobiol Aging. 2005 Dec;26 Suppl 1:133-6. doi: 10.1016/j.neurobiolaging.2005.09.005. Epub 2005 Nov 2. PMID: 16266772.

15. Wu A, Noble EE, Tyagi E, Ying Z, Zhuang Y, Gomez-Pinilla F. Curcumin boosts DHA in the brain: Implications for the prevention of anxiety disorders. Biochim Biophys Acta. 2015 May;1852(5):951-61. doi: 10.1016/j.bbadis.2014.12.005. Epub 2014 Dec 27. PMID: 25550171; PMCID: PMC4754352.

Volver al listado




Sección: Salud
Publicación: Revista nº 125

Recomendaciones para una buena salud cardiovascular

Sección: Salud
Publicación: Revista nº 126

El agua que bebemos es de vital importancia para nuestra salud

Sección: Estetica-y-belleza
Publicación: Revista nº 124

Aromaterapia, sinónimo de salud, belleza y bienestar

Sección: Salud
Publicación: Revista nº 124

Vitamina D, clave para reforzar nuestras defensas

Sección: Salud
Publicación: Revista nº 124

Complementos para mejorar la memoria y la concentración

Sección: Estetica-y-belleza
Publicación: Revista nº 123

¿Sabes qué tipo de crema elegir para cuidar tu piel?