Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 18-01-2021

Es importante reforzar la inmunidad con vitaminas C y D, infusiones de jengibre y cúrcuma o añadir a las comidas alimentos reforzantes como el ajo, la cebolla o el caldo de huesos

Ante la bajada de temperaturas por el temporal Filomena que ha afectado en todo el territorio español, los profesionales de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI) hacen un llamamiento a prevenir y evitar los efectos del frío en la salud. Abrigarse convenientemente por capas, comer de forma regular platos calientes y calóricos, hacer ejercicio de forma personalizada y reforzar la inmunidad con suplementos de vitaminas C y D pueden ser algunas de las acciones preventivas que pueden fortalecer a nuestro organismo.

Los efectos del frío pueden provocar una bajada de defensas por debilidad del sistema inmunológico y también problemas circulatorios o respiratorios.

Por ello recomendamos:

  • Evita la hipotermia

Para evitar la hipotermia con sensación de frío especialmente en las extremidades y aumento de la frecuencia respiratoria y cardíaca, es esencial abrigarse convenientemente por capas y, en especial, pies, parte posterior del cuello y pecho.

Un baño caliente de los pies con sal gorda es una buena opción, así como comer, de forma regular, platos calientes como sopas, legumbres, cremas o verduras cocinadas, especiar las comidas para que sean más calóricas y evitar beber bebidas frías o comer alimentos crudos (como ensaladas) o recién extraídos de la nevera.

Es importante mantener la casa caliente (teniendo cuidado con las combustiones en los hogares de leña y en las estufas de butano) sin descuidar airearla cada hora para evitar el exceso de CO2 y prevenir aerosoles con coronavirus. Pedro Rodríguez Picazo, enfermero y especialista en Clínica Integrativa, explica que “es importante hacer ejercicio cardiovascular en el domicilio -teniendo en cuenta el estado de salud de cada persona- durante una media hora, para mejorar  el gasto cardíaco y energético incrementando la circulación periférica”.

  • Refuerza la inmunidad

Para evitar la bajada de las defensas del sistema inmunológico, las vitaminas C y D son esenciales, así como, las infusiones de jengibre y de cúrcuma. También el propóleo, el polen y el aceite de coco (gran fuente de energía) mejoran el sistema inmune. No olvidaremos tampoco los reforzantes naturales como el ajo, la cebolla o el caldo de huesos que nos protegen de posibles infecciones.

Las autoridades gubernamentales han recomendado salir sólo lo necesario por el riesgo de resbalarse y tener fracturas por el hielo. Por ello, queremos recordar que al quedarse en casa es importante no aislarse emocionalmente, mantener el contacto con la gente querida, aunque sea telefónicamente o por internet, y evitar el aburrimiento (leer, escuchar música, tejer o dibujar, según las preferencias de cada uno).

El frío y el aburrimiento dan sensación de hambre y por ello es importante huir de los alimentos excesivamente azucarados o de las harinas refinadas. “En casa, cocina siempre saludable” recomienda la presidenta de SESMI, Alejandra Menassa. Los frutos secos, con moderación, pueden ser una buena opción para picotear en estos días fríos y que además refuerza el organismo .

 
 

Volver al listado

Alejandra Menassa