Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 26-04-2021

"La madre naturaleza no espera. Necesitamos un planeta verde, pero el mundo está en alerta roja", estas fueron las palabras del Secretario General de la ONU, António Guterres, con las que pidió a los líderes de todo el mundo que tomen medidas urgentes en relación con el clima. 

En el contexto de la Cumbre de líderes sobre el clima que se ha celebrado en Estados Unidos y que comenzó el pasado 22 de abril, el máximo responsable de la ONU hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que esta sea "una década de transformación", comenzando por la creación de una coalición mundial para lograr emisiones netas cero a mediados de siglo, y alcanzar así los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

"Los jóvenes están empujando a sus mayores a hacer lo que es correcto", dijo, y pidió que se pongan sobre la mesa "propuestas concretas que faciliten el acceso a una mayor financiación y apoyo tecnológico para los países más vulnerables antes de la crucial Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, que se celebrará del 1 al 12 de noviembre", aseguró Guterres.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa, comentó: "La emergencia del cambio climático en el mundo es un peligro claro, presente y creciente para todos los habitantes de este planeta. No reconoce fronteras y, aunque los países puedan verse afectados de forma diferente, ninguno es inmune. Este es un momento de liderazgo, valor y solidaridad por parte de los líderes mundiales; un momento en el que deben tomar las decisiones difíciles necesarias para cumplir finalmente las promesas del Acuerdo de París, alejar al mundo del desastre y dirigirlo hacia una era sin precedentes de crecimiento, prosperidad y esperanza para todos". 

Espinosa, además añadió que la Cumbre, "auspiciada por el presidente estadounidense Joe Biden", y que ha reunido a más de 40 países que representan el 80% de las emisiones mundiales, "es un paso alentador y positivo en la dirección correcta". Y, en este sentido, apuntó: "Nos alegramos de los compromisos mostrados por varios países en la cumbre, pero insto a todos a que lleven este liderazgo e impulso a las cruciales negociaciones de la COP26 previstas para el próximo mes de noviembre en Glasgow".

En cuanto al acuerdo de París, desde WWF afirman que "tiene como objetivo mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2ºC y hacer más esfuerzos para que no se supere 1,5ºC respecto a las temperaturas preindustriales, recomendados por la ciencia para evitar un daño irreversible a nuestro planeta". 

La Cumbre ha mostrado que el rumbo de la acción climática está cambiando, pero todavía hay un largo camino por recorrer. Para evitar una catástrofe climática permanente, debemos aprovechar urgentemente el impulso dado hoy, en este año decisivo para las personas y el planeta. El Secretario General espera convocar a los líderes en septiembre para dar el último empujón hacia la COP 26.

Por otro lado, un grupo de gobiernos y empresas anunciaron la Coalición LEAF, una nueva y ambiciosa iniciativa mundial diseñada para acelerar la acción climática mediante la recaudación de al menos 1 000 millones de dólares para proteger los bosques tropicales del mundo.

¿A la altura?

Greenpeace destaca el desfase entre los compromisos contenidos en la ley de cambio climático que actualmente se tramita en el Senado de España y los que han presentado las grandes potencias en la cumbre climática de Biden, que la organización ecologista considera aún insuficientes en su mayoría. Así, mientras España solo reducirá un 23% sus emisiones en el periodo 1990-2030, la Unión Europea tiene el objetivo de reducirlas un 55% en el mismo plazo; Estados Unidos ha anunciado una reducción del 50-52% (2005-2030); Reino Unido, un 78% (para 2035); Canadá, un 40-45% (2005-2030), y Japón, un 46-50% (2013-2030).

“No basta con aprobar una ley de cambio climático si los objetivos que contiene no son lo ambiciosos que exige la ciencia. Para presentarse como un líder en la escena climática internacional, Pedro Sánchez debe comprometerse a objetivos que sean mínimamente comparables a los del resto de países y atreverse a plantar cara a los intereses de las grandes corporaciones vinculadas a los combustibles fósiles, que en España representan las eléctricas, gasistas y petroleras”, ha señalado José Luis García, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace. 

En este sentido, Greenpeace destaca que "los resultados de la Cumbre de Líderes sobre el Clima no han estado a la altura del compromiso que se necesita ante la emergencia climática".

Volver al listado