Se encuentra en:     Inicio / Artículos / Colágeno con magnesio, ¿Cuándo y cuánto?

La combinación de colágeno y magnesio es uno de los suplementos alimenticios más demandados hoy en día por la población, cuyo consumo va en aumento. Existen estudios científicos que apoyan el uso de estos dos ingredientes para ayudar a regenerar el cartílago articular; para regenerar tendones y ligamentos, mantenerlos en buen estado y para ayudar a mantener los huesos en condiciones normales. El magnesio también contribuye al funcionamiento normal de los músculos. Y el consumo de colágeno, además, ayuda a mantener la piel en condiciones óptimas de firmeza y elasticidad. Son estas las propiedades principales que justifican el gran interés por estos complementos alimenticios.

Por supuesto, siempre, el consumo de colágeno y magnesio debe ir acompañado de una dieta equilibrada y de unos hábitos de vida saludables que incluyan, entre otros, la práctica regular de ejercicio físico.

¿Por qué esta combinación resulta de ayuda en la artrosis, en la osteoporosis y en la práctica deportiva?

La lesión primaria de la artrosis es la degeneración del cartílago articular, luego, por extensión se van afectando el resto de estructuras articulares. Y es el colágeno, el componente principal de este cartílago. Si se logra reponer el colágeno, se ayuda a frenar la degeneración del cartílago articular y a mantenerlo en buenas condiciones para que pueda funcionar con normalidad. Además, el colágeno forma también parte de tendones, ligamentos y huesos, por lo que su aporte colabora en el mantenimiento de estas estructuras para su correcto funcionamiento.

Y es que el colágeno es la proteína más abundante del cuerpo humano y el elemento estructural más importante en el reino animal. Su principal función es brindar al organismo la estructura necesaria de sostén para órganos y tejidos. Y el magnesio es un mineral que interviene en la síntesis y formación de proteínas, incluido el colágeno, y que favorece el funcionamiento normal de músculos y huesos, al facilitar que las proteínas musculares, actina y miosina, trabajen de forma correcta y al favorecer la absorción del calcio y la síntesis de la forma activa de la vitamina D.

La regeneración y mejora de las estructuras corporales se asocian a una disminución del dolor y a una mejoría de su funcionalidad, resultados ampliamente publicados en bibliografía científica.

¿Cuándo es mejor tomar colágeno con magnesio?

El colágeno del recién nacido es blando y muy flexible y, conforme crece el individuo, aumenta el número de enlaces de hidrógeno de su estructura de triple hélice, transformándose en una proteína más dura y resistente y menos flexible. Además, con la edad, también va disminuyendo su producción, de tal forma que comienza a disminuir en la 2ª-3ª década de la vida, habiendo disminuido en más de un 35% hacia los 60 años de edad. Según la Sociedad Española de Reumatología alrededor de la mitad de la población adulta de más de 50 años muestra signos radiológicos de artrosis de rodilla, estableciéndose la edad media de inicio hacia los 45 años. Los deportistas tienen mayor demanda de magnesio, al estar aumentada la pérdida electrolítica durante la actividad física.

Por todos estos motivos se suele recomendar a la población general empezar a tomar complementos alimenticios de colágeno y magnesio a partir de los 40 años de edad, con el objetivo de mantener en óptimas condiciones las estructuras osteoarticulares y retrasar su degeneración y, con ello, el inicio de la aparición de molestias.

Mientras que a los deportistas se les recomienda empezar a tomarlo antes, ya que en este grupo la edad la aparición de la artrosis se adelanta por el mayor uso, y en condiciones más extremas, de las distintas estructuras músculo-esqueléticas, sometidas a sobreesfuerzos de forma mantenida y porque el riesgo de lesiones es mayor.

En cuanto al momento del día para tomarlo, decir que se puede tomar en cualquier momento, aunque son muchos los profesionales que lo recomiendan por la mañana en el desayuno, por ser habitualmente la comida del día de menor carga proteica.

¿Cuánto colágeno con magnesio tenemos que tomar?

Los estudios para valorar su eficacia se han realizado con el aporte de cantidades muy distintas de colágeno que varían desde 3 gramos, o menos, hasta 10. Lo importante no es tanto la cantidad de colágeno administrado, sino las características del colágeno. Es muy importante que la fuente del colágeno sea natural y que se trate de un colágeno hidrolizado. Esto asegura que el colágeno se absorba mejor, ya que al haber roto la larga proteína en péptidos bioactivos más pequeños, aumenta su biodisponibilidad. Además, se ha observado que el colágeno hidrolizado estimula el crecimiento de los condrocitos, que son las células articulares implicadas en la biosíntesis “in situ” de colágeno. Si el colágeno es de origen marino (piel y escamas de pescado) se ha observado que su digestibilidad es mejor, así como la proporción de sus aminoácidos esenciales respecto a los totales.

La dosis recomendada de colágeno hidrolizado de origen marino, es de 5 gramos al día, durante un mínimo de 2-3 meses, ya que es la cantidad óptima para conseguir buenos resultados en cuanto a mejoría del dolor y de la funcionalidad osteoarticular.

En cuanto al magnesio, se recomienda aportar a partir del 50% de su valor de referencia de nutriente al día, que en este caso es de 175 mg. No es estrictamente necesario aportar el 100% en el complemento, ya que se va a llegar sin problemas a los 375 mg al día, si se sigue una dieta variada y equilibrada.

No obstante, siempre es aconsejable consultar con su médico, por si se padece algún problema de salud que impida tomar esta cantidad de colágeno y magnesio.

Sonia Clavería Gracia, Médica de familia y del Departamento Técnico de Novadiet

 

Volver al listado