Se encuentra en:     Inicio / Artículos / “No hay edades para llevar una alimentación sana”, Lucía Pavón, Herbodiet-ética

Hace sólo siete meses que Lucía Pavón, bióloga de formación universitaria, abrió las puertas del herbolario Herbodiet-ética, un establecimiento moderno, amplio y luminoso, muy bien situado en el centro de Sevilla, a la vuelta de la esquina de la Estación de Santa Justa. 

Lucía es una mujer emprendedora, amante de la vida natural, que hace tres años decidió renovarse y formarse para montar su propio negocio. Tras titularse en Dietética,-con Matrícula de honor-, se lanzó al mundo empresarial con la apertura de esta nueva eco-tienda, donde no sólo ofrece productos naturales, sino también su asesoramiento personal en nutrición.

¿Cómo ha evolucionado la ecotienda en estos primeros meses?

Estoy muy contenta. En general, me está yendo muy bien, según lo previsto. Cada vez soy más conocida en la zona y ya se ha consolidado un grupo de clientes fieles que me consideran su herbolario de referencia. Herbodiet-ética ya es la herboristería del barrio.  Me siento muy a gusto y muy bien recibida. Es una zona muy agradable y dinámica.

Esta es su primera experiencia en el negocio de los productos dietéticos y complementos alimenticios. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de su nueva actividad?

Como en todos los nuevos proyectos, siempre hay sorpresas. Por ejemplo, me he dado cuenta de que es imposible tener en stock todo lo que demandan los clientes. A pesar de que he ampliado el abanico de productos a la venta, en el mundo de la herboristería y la dietética hay tanta oferta que necesitaría una nave completa para exponer todos los productos que existen y tenerlos disponibles en la tienda. Muy a menudo tengo que encargarlos bajo pedido. Afortunadamente, los distribuidores funcionan de maravilla y en menos de 24 horas se los puedo facilitar al cliente.

En la tienda se aprecia una selección de productos de dietética, complementos alimenticios, nutrición deportiva, superalimentos y nutrición para alérgicos e intolerantes, además de productos de cosmética natural de diferentes marcas.

¿Qué tipo de clientes vienen a Herbodiet-ética y qué productos demandan?

También en ese aspecto he aprendido algo. Pensaba que mi público iba a ser más joven pero me he encontrado con la grata sorpresa de que no hay edades para llevar una alimentación sana. La gente mayor, habituada por tradición a las plantas y hierbas medicinales, confía plenamente en los complementos y los piden con mucha naturalidad. Principalmente, me solicitan complementos alimenticios relacionados con la pérdida de peso, articulaciones, ayudas digestivas, colesterol, descanso…

¿Los clientes se dejan aconsejar? 

Por lo general, vienen con la mente abierta a recibir el consejo de qué producto es más adecuado para sus necesidades, aunque también hay personas que piden un producto de una marca concreta que les funciona y es muy difícil que quieran cambiar.

En Herbodiet-ética, llama la atención el protagonismo de dos marcas concretas: Nature Essential y Obire. Lucía nos explica su estrecha relación con los Laboratorios BIO-DIS, fabricantes de esas marcas.

Soy tienda asociada a Laboratorios BIO-DIS, una empresa sevillana que lleva 27 años dedicada a los complementos alimenticios y que no se olvida de los comerciantes, como ocurre con las multinacionales.  Laboratorios BIO-DIS nos apoya desde el comienzo, cuando es más duro. A mí me han ayudado mucho. Entienden perfectamente las dificultades que te encuentras a la hora de montar un negocio en este sector. Yo no sabía cuál era la mejor manera de empezar y ellos me han aconsejado en todo: desde la búsqueda de proveedores, la distribución de espacios por categorías, la decoración, el tipo de productos… Me han dado el empujón que necesitaba para empezar con buen pie y, además, con absoluta libertad, sin compromisos ni exclusividad. Son uno de mis principales proveedores. De hecho, la línea Fitocomplex de Nature Essential, mis productos estrella, son suyos, y siempre estoy abierta a probar las nuevas líneas que me sugieren.

Lucía Pavón es una nutricionista convencida de que una buena alimentación puede con todo. En la eco-tienda también hay espacio para un pequeño gabinete donde Lucía realiza consultas personalizadas. 

¿Qué tipo de dietas le solicitan?

En general, son dietas de adelgazamiento. Mis principales clientes son mujeres que quieren perder peso o solicitan una dieta de mantenimiento. El tratamiento es totalmente personalizado. Realizo una entrevista intensiva para conocer sus gustos, sus hábitos, ver la profundidad del problema… y tomo las medidas antropométricas con el fin de comprender su cuerpo y definir cómo actuar. Luego hago el cálculo de calorías, y voy bajando su consumo, según la persona. Desarrollo una dieta natural de 14 días que después se va reajustando. El gabinete de nutrición es uno de los puntos clave del negocio. Mis clientes se quedan muy contentos y se mantienen en el peso deseado. No son dietas agresivas, sino eficaces y que duran en el tiempo.

Si pudiera volver a empezar, ¿qué cambiaría?

Solo una cosa. Me ha sorprendido la poca demanda que hay,-al menos en esta zona de Sevilla-, de los productos relacionados con la nutrición deportiva. Pensé que habría más consumo. Por lo demás, no movería nada. He ido aprendiendo y adaptándome a lo que me piden los clientes, pero entiendo que eso forma parte del negocio.

¿Qué tipo de productos vende ahora que no esperaba vender?

He ampliado la oferta de productos ecológicos, sobretodo de alimentación. He incorporado una selección de mieles, hierbas, infusiones, especias y productos envasados para vegetarianos y veganos como semillas, pastas, cereales… Y fuera de la alimentación, he abierto el espacio a otro tipo de objetos de higiene personal o para la casa: inciensos, velas aromáticas, aceites esenciales, jabones artesanales, esponjas… y otros objetos ecológicos, como los cepillos de dientes y palillos para los oídos de bambú, que son biodegradables y se están vendiendo muy bien. Me he tenido que adaptar a las demandas de mis clientes y ampliar el abanico de productos que vendo, pero estoy muy contenta con el resultado.

¿Hay algo que le hayan pedido que le haya sorprendido?

Me ha sorprendido la cantidad de gente que entra en mi establecimiento solicitando productos homeopáticos, sin saber que sólo está autorizada su venta en farmacias.  Eso es algo de lo que me alegro ya que, como dietista, me generaría un dilema ético vender homeopatía, principalmente, porque no creo en ella. La composición de esos preparados es tan singular que ni siquiera puedo recomendar algo parecido. Si no me preguntan, yo no opino, pero si me piden consejo, les oriento hacia una alimentación más sana y natural.  También he observado una fuerte demanda de productos específicos de alimentación y de preparados para las dietas: batidos, barritas... Productos que no deberían sustituir a una buena alimentación. Hay productos que se ponen de moda y, sin embargo, no aportan una mejora a la calidad de vida de las personas, como los productos sin gluten, que son inevitables para los celíacos, pero para el resto pueden ser incluso perjudiciales, al evitar una proteína necesaria en el organismo.

Una nueva empresaria con visión online

Los nuevos emprendedores del mundo de la nutrición se adaptan con facilidad a la evolución del negocio en todos los canales, como ha hecho Lucía, que ya ha abierto su propia tienda online http://www.herbodiet-etica.es.

Lucia explica, “la tienda online lleva solamente unos meses en servicio y ya está empezando a funcionar. Nuestros clientes compran online y les enviamos la compra a su domicilio o incluso, algunos clientes de Sevilla prefieren venir personalmente a recogerlos. La gestión online lleva tiempo y dinero. En mi web están disponibles todos los productos que tengo en la tienda y otros que se pueden solicitar bajo pedido, y eso significa sacar las fotos, colgarlas, hacer descripciones… Además, es necesario publicar en las redes sociales para dar a conocer las novedades o las ofertas que lanzamos periódicamente. Es un trabajo continuo: o inviertes en publicidad o inviertes en tiempo. Una tienda online nunca cierra, son 24 horas al día, 365 días al año. Es como si tuviera dos negocios al mismo tiempo.”

 

 

Volver al listado

Lucía Pavón, bióloga y responsable de Herbodiet-ética en Sevilla