Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 21-07-2020

La nueva campaña de IADSA sobre los efectos nocivos de la luz azul propone los complementos alimenticios como ayuda para la salud ocular.

El uso de los dispositivos electrónicos ha aumentado la exposición a la luz azul en los últimos años, considerada muy dañina y que puede conllevar degeneraciones irreversibles en nuestra salud ocular.

En el marco de esta campaña, la International Alliance of Dietary/Food Supplements Associations (IADSA), recomienda una ingesta diaria de luteína y zeaxantina, dos potentes antioxidantes que nos pueden ayudar a contrarrestar esta situación. En línea con las conclusiones de varios estudios, la campaña resalta la importancia de tomar una dosis diaria de 10mg de luteína y 2mg de zeaxantina para ayudar a mantener la salud de nuestros ojos, ya que sus propiedades antioxidantes reducen el daño oxidativo provocado por la luz azul. Teniendo en cuenta que estos niveles pueden ser difíciles de obtener a través de la dieta, los complementos alimenticios se presentan como una fuente alternativa, ya que la mayoría de luteína y zeaxantina que se usa en los complementos provienen del extracto natural de flores de caléndula, ricas en estos dos antioxidantes.

Cynthia Rouselot, directora de asuntos técnicos y regulatorios de IADSA explica que, “la exposición a la luz azul ha aumentado en todas las franjas de edad, y por ello, mantener una buena salud ocular ya no sólo es una prioridad para la gente de mayor edad, sino para toda la población”.

Volver al listado