Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 26-10-2020

138,5 millones de euros fue la facturación obtenida por los productos de Comercio Justo en España durante 2019, lo que supone un crecimiento espectacular, de 60 millones de euros, respecto al 2018.

Este es el principal dato del informe “El Comercio Justo en España 2019 elaborado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) y publicado hoy. Este importante incremento se debe fundamentalmente a la incorporación de nuevos productos de diferentes empresas bajo la certificación Fairtrade. Pero además han aumentado las ventas en las importadoras y tiendas de Comercio Justo.

El aumento de las ventas registrado en 2019 consolida la tendencia ya iniciada en los últimos años y en particular en 2018, año en el que ya se registró un importante crecimiento. El factor fundamental ha sido, al igual que el año pasado, la entrada de 892 productos de 116 nuevas marcas con el sello de Comercio Justo Fairtrade. Pero también en 2019 la facturación de las organizaciones importadoras ha aumentado y lo ha hecho a través de las ventas en tiendas de Comercio Justo, lo que supone una buena noticia para el sector.

En este año 2020 estamos preocupados por las consecuencias que la pandemia de la COVID-19 pueda tener tanto en las organizaciones productoras como en las tiendas e importadoras del sector, pero tenemos claro que los principios y valores del Comercio Justo y la Economía Solidaria deben ser el modelo a seguir en la recuperación de esta crisis” afirma Alberto Abad, presidente de la CECJ.

Con este aumento de las ventas, el consumo medio por habitante en productos de Comercio Justo ascendió a 2,92 euros en 2019, lo que supone el mayor incremento de este dato de los últimos años. A pesar de ello, nuestro mercado crece pero a un ritmo menor del producido a nivel internacional. Las ventas en nuestro país solo suponen un 1,4% respeto al total mundial.

En 2019, la alimentación se consolida como la gran protagonista del Comercio Justo, con un 97% de las ventas. Y dentro de este sector, el cacao y los dulces se sitúan claramente como los productos estrella. Con más de 104 millones de ventas, casi 55 más que el año anterior, continúan ganando terreno con el 75% de la facturación. El café, producto emblemático del Comercio Justo, a pesar de un incremento de más de 4.5 millones de euros, queda en un segundo puesto y pierde peso en el sector, quedando con un 17% de las ventas. Por su parte, el té y otras infusiones también experimentan un descenso, así como el resto de productos de alimentación (arroz,  cereales, pasta, bebidas,…) Por último, los artículos de cosmética e higiene experimentan una ligera bajada.

En cuanto a los espacios de compra, los supermercados siguen aumentando su cuota de mercado y se sitúan como el principal canal de comercialización de los productos de Comercio Justo, generando el 77,1% de las ventas.

Por su parte, la facturación de las tiendas de Comercio Justo experimentó un aumento de algo más de medio millón de euros. Dichos establecimientos, por tanto, han contribuido al crecimiento global del sector, especialmente con la venta de elementos de decoración, complementos de moda y ropa. “Esta es una muy buena noticia para el sector, que nos gustaría se consolidara en los próximos años”, comenta A. Abad presidente de la CECJ.

 

Volver al listado