Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 07-12-2020

Se trata de una campaña que apoya la iniciativa de lucha mundial promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo objetivo consiste reducir en un 50% la anemia entre las mujeres en edad reproductiva para 2025.

IADSA, el organismo internacional que aglutina a las principales asociaciones mundiales vinculadas con la industria de los complementos alimenticios y al que Afepadi pertenece, ha lanzado una serie de materiales informativos sobre la importancia de la suplementación de hierro a la hora de alcanzar este propósito.

La anemia se caracteriza por una carencia en el número de glóbulos rojos y afecta la capacidad de la sangre para transportar oxígeno alrededor del cuerpo, provocando debilidad y cansancio y afectando a la capacidad física y rendimiento laboral. Los niveles adecuados de hierro en el cuerpo dependen de un balance entre el aporte proporcionado por la dieta y por los complementos alimenticios -si procede- y el gasto causado por el consumo (crecimiento de los niños, embarazo, etc) y las pérdidas determinadas por los sangrados (menstruación, enfermedades, cirugía, etc.). La falta de hierro es la causa más común de anemia, aunque existen varios factores desencadenantes relacionados con la ingesta de macronutrientes (como deficiencia de vitamina B12, de ácido fólico, etc) y con factores genéticos (como por ejemplo las hemoglobinopatías).

En el caso concreto de las mujeres en edad reproductiva, la anemia afecta a 500 millones de mujeres en todo el mundo y casi la mitad de todos los casos se atribuye a la deficiencia de hierro. Esta carencia, además, es más frecuente en mujeres embarazadas, lo que conlleva un mayor riesgo para la madre y el feto.

La mala nutrición en muchos países provoca que el consumo de hierro entre las mujeres embarazadas sea más bajo de lo necesario. Es por ello por lo que la OMS recomienda seguir una dieta que contenga la cantidad adecuada de hierro biodisponible para prevenir episodios de anemia y recomienda la suplementación con hierro especialmente en ciertos grupos de riesgo:

- Mujeres en edad reproductiva que viven en entornos donde la prevalencia de anemia es del 20% o mayor

- Mujeres embarazadas no anémicas que viven en áreas donde la prevalencia de anemia entre las mujeres embarazadas es inferior al 20%

- Mujeres que se encuentran en el periodo de posparto, durante al menos tres meses

Simon Pettman, director ejecutivo de IADSA, explica que, “reducir la anemia en un 50% entre las mujeres en edad fértil es un desafío mundial con grandes beneficios para la salud que podría afectar positivamente la vida de millones de mujeres en todo el mundo”.

La promoción sobre la importancia de la suplementación de hierro en ciertos casos ha empezado a dar sus frutos, y IADSA pone como caso de éxito el país de la India. La entidad afirma que un programa piloto de suplementación semanal de hierro y ácido fólico dirigido a niñas adolescentes en 13 estados de la India consiguió una reducción del 24% en la incidencia de anemia después de 12 meses.

Puedes consultar aquí los materiales que ha creado IADSA con motivo de la campaña para resaltar los beneficios de la nutrición en la sociedad.

La anemia, una afección presente en todos los grupos poblacionales

A pesar de que la campaña de la OMS hace hincapié en las mujeres en edad reproductiva, la falta de hierro afecta en los diferentes grupos de población (niños, adultos de ambos sexos y personas mayores). Según afirman varios expertos de la salud, el déficit de hierro es mucho más frecuente. En España se calcula que afecta a más del 5% de la población, y que puede llegar hasta el 14% en mujeres menores de 50 años, con una tendencia claramente al alza.

Además de para los glóbulos rojos, el hierro es un oligoelemento que también se necesita para la producción de energía mitocondrial. Asimismo, los niveles insuficientes, además de falta de energía y cansancio, pueden causar calambres nocturnos, trastornos y caída del cabello, síntoma de piernas inquietas o fragilidad de las uñas, entre otros. Los expertos del sector de la salud consideran que el déficit de hierro no es sólo anemia, sino que tiene otras manifestaciones que pueden alterar la calidad de vida del paciente, por lo que diagnosticar y tratar la deficiencia de hierro se considera vital. Fuente: Afepadi

Volver al listado