Se encuentra en:     Inicio / Novedades

  Novedad del: 02-11-2021

El nivel elevado de colesterol circulante es lo que más influye en la arteriosclerosis, por lo que es el principal factor de riesgo cardiovascular. Por este motivo, intentar reducir el exceso de colesterol es el objetivo principal de las personas con hipercolesterolemia. Cuidar todos los factores de riesgo cardiovascular y tener un corazón y unas arterias sanas aumenta la calidad de vida

El colesterol tiene dos orígenes, exógeno y endógeno. El colesterol exógeno es el procedente de los alimentos de origen animal y su ingesta diaria varía entre 200 y 500 mg. A nivel intestinal sólo se absorbe el 30-60% del que ingerimos, por lo que el colesterol absorbido diario varía entre 60 y 300 mg. El colesterol endógeno es el que sintetizan todas las células nucleadas de nuestro cuerpo, siendo el hígado el mayor productor de colesterol. Una persona normal sintetiza diariamente entre 9 y 13 mg de colesterol por kg de masa corporal. Para ser transportado por la sangre el colesterol necesita ir en el interior de unas partículas llamadas lipoproteínas. Los cinco tipos de lipoproteínas son: quilomicrones, partículas VLDL, partículas IDL, partículas LDL o “colesterol malo” y partículas HDL o “colesterol bueno”.

El colesterol alto es el principal factor de riesgo cardiovascular, causando el 22% de los infartos y anginas de pecho y el 40% de los ictus que cada año se producen en España. La mitad de los españoles tienen colesterol elevado, pero un 54% de ellos está sin diagnosticar, lo que duplica el riesgo de padecer una cardiopatía isquémica. De hecho, de las más de 120.000 muertes por enfermedad cardiovascular que se producen anualmente en España, se estima que el 25% se debe a niveles no controlados de colesterol. Consideramos colesterol alto cuando superamos los 200 mg/dl de sangre y lo ideal es que el colesterol-LDL sea inferior a 130 mg/dl.

Para ayudar a mantener las cifras de colesterol en rango normal y disminuir el riesgo cardiovascular, los expertos recomiendan medidas dietéticas como: usar aceite de oliva virgen como principal fuente de grasa, aumentar el consumo de alimentos vegetales y evitar el consumo de carnes procesadas. Además es muy importante evitar el sobrepeso y la obesidad, no fumar, evitar el alcohol, reducir el consumo de sal, evitar los azúcares, llevar una vida activa y evitar el estrés. Con todas estas acciones nos protegemos a nosotros y a nuestro corazón.

COLESTIA EVO de noVadiet contiene Levadura roja de arroz, al 3% en monacolina K ,que ayuda a inhibir una de las enzimas que regulan la síntesis de colesterol disminuyendo su formación y niveles circulantes. Además, la berberina, un principio activo de la planta Berberis aristata, ayuda a regular el balance energético e influye en la síntesis hepática de colesterol y triglicéridos y en la regulación de la glucemia, disminuyendo sus niveles. La Alcachofera contiene ácidos fenólicos (como el ácido clorogénico), principios activos que han demostrado actividad a nivel hepático disminuyendo la formación de colesterol y triglicéridos. Su actividad antioxidante ayuda a cuidar y proteger el hígado, igual que hace la Coenzima Q10, potente antioxidante de nuestro organismo. Los antioxidantes contrarrestan los mecanismos inflamatorios, los cuales tienen una gran relevancia en el desarrollo de la aterosclerosis. Asimismo, el policosanol obtenida de la cera de la Caña de azúcar ayuda a disminuir la síntesis de colesterol en el hígado y sus niveles circulantes.

Una cápsula de COLESTIA EVO por la noche con la cena o al acostarse te proporciona un bienestar cardiovascular completo.

Volver al listado