Se encuentra en:     Inicio / Novedades

Durante el verano, nuestra piel sufre por la exposición al sol, el calor y los aires acondicionados, entre otros agentes. El aumento de la temperatura, además, trae unos visitantes muy molestos: los insectos, que pueden llegar a picarnos, amargándonos el día. Para protegernos de todas estas agresiones, Maison Karité cuenta con una manteca de tratamiento específica. Se trata de la manteca con citronela. Un producto ecológico, vegano, artesanal y de comercio justo inspirado en un tratamiento protector utilizado por madres en el África occidental.

Combina la sinergia entre la manteca pura de karité salvaje que hidrata, regenera, ayuda a cicatrizar, protege y aporta un efecto barrera sobre la piel, con tres remedios naturales para mantener alejados los mosquitos y otros insectos, así como para calmar las picaduras si ya se han producido: el aceite de neem y los aceites esenciales de citronela y tomillo. El aceite de neem cuenta con azadiractina, un limonoide con propiedades insecticidas naturales. Por su parte la citronela tiene geraniol, citronnellol y citronelal, que aportan propiedades anti-infecciosas, antibacterianas, antisépticas e insectífugas. Funciona enmascarando los aromas que son atractivos para los insectos, de forma que se les hace difícil localizar su objetivo para alimentarse.

Inspirado en los remedios tradicionales africanos

Este producto se inspira en un tratamiento utilizado en los países del África occidental. Al atardecer, las madres embadurnan a sus hijos con manteca de karité y preparan grandes recipientes con inciensos de granos y resinas, que generan neblinas de humo blanco que ahuyentan a los mosquitos, perfuman el ambiente y purifican las energías.

La manteca con citronela de Maison Karité es un producto 100% ecológico verificado por bio.inspecta según la norma BioVidasana y apto para veganos. La manteca karité procede de cooperativas de mujeres en Ghana, bajo acuerdo de comercio justo en origen  (ESR por Ecocert) para garantizar una economía humana y sostenible, empoderar a las mujeres y mejorar sus familias y comunidades.

Modo de uso: poner una cantidad abundante en la palma de mano y cubrir las zonas expuestas a la intemperie. Reponer cada dos horas. Puede utilizarse en niños pero, al contener aceites esenciales, no se recomienda en bebés ni en mujeres embarazadas.

Volver al listado

El aceite de citronela es un gran repelente natural. En combinación con la manteca de karité, cuida la piel y la protege de los mosquitos.