Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 11-02-2020

El doctor José Francisco Tinao, director médico de CMI-Clínica Medicina Integrativa y fundador de Sesmi realiza esta afirmación en una entrevista concedida a mi herbolario, edición que en breve llegará a manos de los lectores. Mientras os ofrecemos un pequeño adelanto de algunas de las declaraciones 

La Salud Integrativa es un nuevo modelo de salud o paradigma, que surge a principios de la pasada década, centrado en la búsqueda de unos cuidados de salud más holísticos. ¿No se lleva haciendo esto históricamente, hace miles de años, a través de terapias naturales como la Medicina Tradicional China (MTC)?

La diferencia está en la percepción desde occidente, desde la medicina científica occidental, en tratar de resolver frente a nuevos problemas, nuevas opciones. La MI no rompe con su pasado, lo subsume; como todo buen paradigma hace y aporta soluciones donde antes no las encontraba. No es un conjunto de “nuevas herramientas” o “herramientas existentes” que se añaden a un cajón -siempre lo digo-, es un nuevo modelo de trabajo en el que el paciente debe cambiar su rol, el equipo debe trabajar bajo principio de competencia y no jerarquía, y la visión del paciente es global y la zona “dura” de su globalidad es lo psíquico. La MTC, la medicina Ayurveda u otros modelos médicos dentro de las denominadas medicinas tradicionales suponen un ejemplo para la MI. No hay conflicto, porque hay varias maneras de hacer MI dependiendo de la situación social, económica y cultural.

¿Cuáles son los principales retos en el marco de la Salud Integrativa?

Muchos. Me centro en dos: ser aceptada en los escenarios político-administrativo de decisión ya que, mientras esto no se logre, las acciones de Salud y Medicina Integrativa (SyMI) serán muy loables pero puntuales, propias de francotiradores, de profesionales individuales o de grupos pequeños. Y el papel creciente de China en el mundo, que conllevará a que su medicina tradicional sea un foco de lanza de su expansión global. Son circunstancias políticas que conllevan beneficios para el modelo de SyMI, como hemos visto en la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Debemos aprender a estar presentes en instituciones de decisión para dar voz y lograr cambios legislativos e implantación del modelo especialmente dentro de los sistemas públicos de sanidad.

Otra cuestión que personalmente me preocupa es la mala praxis en este campo. Hoy en día los que de una manera incompetente practican o dicen practicar MI y lo hacen sin precaución o rigor hacen un daño tremendo al prestigio de este nuevo paradigma y ofrecen argumentos a los detractores.

Volver al listado