Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 14-09-2020

Depende de la carga viral con la que se contagia y de su sistema inmunológico, informa el Observatorio de Naturopatía de la Fundación de Terapias Naturales

1. ¿Seguro que sabemos que es una persona sana?

Según la OMS, la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. ¿Entonces quien está sano en esta sociedad? ¿Cuantas personas son sedentarias con sobrepeso? ¿Cuantas personas tienen déficit de vitamina D porque no les toca el sol? ¿Cuantas personas no duermen lo suficiente?... No solo no está sano quien no tiene hipertensión, diabetes… o quien tiene controlado su azúcar con medicamentos, o quien ha tomado muchos antibióticos… Tampoco está sano por ejemplo quien tiene ansiedad o miedo o no tiene bienestar social. Y ¿quién puede tener bienestar emocional y social si no podemos abrazarnos, besarnos y los abuelos ya no pueden estar con sus nietos?

La “teoría del terreno” sostiene que los microbios son una parte natural de la vida y del medio ambiente. Si el organismo es eficiente, los microbios no causan enfermedades. Los factores genéticos, ambientales también afectan a nuestro terreno. La “teoría de los gérmenes” que sostiene que los microbios son los únicos culpables, ha permitido el gran desarrollo de la industria farmacéutica. Ver artículo ¿Tienen relación los tóxicos con el COVID-19?

Aunque estos días solo se piense con el coronavirus cuando estamos enfermos, hay muchos factores que continúan perjudicando la salud y el más importante no es el coronavirus. El coronavirus es un nuevo virus y causa muertes, al igual que el virus de la gripe, que según la OMS la gripe ocasiona de 250.000 a 500.000 muertes al año a nivel mundial y eso que no es un virus nuevo y existe vacuna contra él.

Perjudicar la salud significa debilitar nuestra única arma contra el coronavirus y todos los microrganismos que naturalmente existen. Ver artículo Podemos evitar nuevas pandemias.

Por ejemplo, uno de los factores que perjudican a la salud y se podría evitar es el tabaco. El año pasado, en España, el tabaco causó 56.000 muertes y según la OMS cada año mueren 8 millones de personas en el mundo por causa del tabaco. Tenemos que usar mascarillas por la calle pero si fumamos no, y eso que según el Centro de Investigación para el Control del Tabaquismo de la Universidad de California los fumadores son más susceptibles a la infección por coronavirus y menos capaces de acabar con la infección. El tabaco provoca enfermedades y muchas muertes y no está prohibido. Lo que sí está prohibido es ir sin mascarilla por un paseo urbano vacío a las seis de la mañana.

2. Dependiendo de la carga viral con la se contagia

Los virus son más peligrosos en grandes cantidades. Si una persona sana se contagia con gran carga viral tendrá más sintomatología y tendrá más dificultad en superar la batalla entre el virus y el sistema inmunológico.

En espacios abiertos hay menos carga viral, y en espacios cerrados hay más, de ahí que cuando hace frío y estamos más encerrados hay más carga viral. Además cuando hace frío el coronavirus se vuelve más resistente y sus posibilidades de supervivencia aumentan. Ver artículo ¿Existe relación entre la infección de los virus y el frío?

No es lo mismo la carga viral a la que se está expuesto mientras se anda por la calle un día de verano que estar en un espacio cerrado y largo tiempo con personas tosiendo. Por eso, muchos de los sanitarios que están con frecuencia en contacto muy cercano con pacientes altamente infectados tienen mucho más riesgo a la infección. De ahí la gran importancia de los trajes de protección y las mascarillas. ¿Los modelos epidemiológicos que se usan para fundamentar las políticas durante esta pandemia lo han tenido en cuenta?

Las infecciones con bajas cargas virales pueden ayudar a activar el sistema inmunitario, ya que lo preparan y protegen de exposiciones con cargas más altas en el futuro como se ha visto recientemente con el coronavirus. Antes de la invención de las vacunas, los médicos infectaban a personas sanas con el fluido de pústulas de sarampión. Las infecciones eran desagradables claro, nadie quiere estar enfermo, ni siquiera con poca sintomatología, pero eso evitaba peores infecciones cuando esas personas estuvieran expuestas más tarde a cantidades descontroladas de sarampión y evitaba muertes.

Fuente: https://www.fundaciontn.es/

 

Volver al listado