Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 21-11-2020

Según un ensayo clínico realizado en el Hospital Virgen de la Paloma (Madrid) y publicado en el “Journal of Pharmacy & Pharmacognosy Research”, el tratamiento intravenoso con solución salina ozonizada (0SS) como terapia complementaria al tratamiento estándar es seguro y eficaz en pacientes con COVID-19 de moderado a grave.

Los pacientes con COVID-19 que recibieron 0₃SS no experimentaron efectos secundarios y el tratamiento tendió a mejorar los síntomas clínicos. De hecho, las terapias médicas con ozono (O3X) han demostrado ser efectivas en el tratamiento de una variedad de patologías humanas que tienen una base fisiológica de desregulación inflamatoria mejorando la oxigenación de los tejidos.

El trabajo médico ha sido liderado por la doctora Adriana Schwartz, presidenta de la Asociación Española de Profesionales Médicos en Ozonoterapia (Aepromo) y con la colaboración de la Doctora Alejandra Menassa, presidenta de la Sociedad Española de Salud y Medicina Integrativa (SESMI), y el Doctor Sergio Mejía.

Según explica Alejandra Menassa “la 0SS es un tratamiento económico, seguro y eficaz para combatir la COVID19. Los pacientes a quienes se les ha administrado dicha solución han mostrado mejores síntomas clínicos, mejores valores de laboratorio y una reducción en la mortalidad”.

El estudio

En el estudio piloto participaron 25 pacientes adultos con síntomas leves a severos de COVID-19, del 18 al 26 de abril de 2020, en el Hospital Virgen de la Paloma. Se les administró el tratamiento estándar más el 0₃SS (200 mL, 3-5 μg/mL diarios, durante 10 días). Los criterios de valoración secundarios incluyeron el estado clínico de los participantes, los exámenes de laboratorio y la duración de la diseminación viral.

Tras la terapia complementaria con 0₃SS, se observaron en los pacientes evidencias tempranas de mejora en síntomas como disnea, debilidad y reducción de la temperatura corporal. Estas evidencias se correspondieron con una mejora de variables como el dímero D, fibrinógeno, lactato deshidrogenasa y proteína C reactiva.

Conclusiones

La doctora Adriana Schwartz concluye -tras el ensayo clínico- que “la OSS debe recomendarse como terapia complementaria para pacientes con enfermedad de moderada a severa a causa de la COVID-19 ya que acelera la recuperación del paciente, estabiliza los índices bioquímicos, previene la formación de trombos y reduce la necesidad de soporte de oxígeno”.
Alejandra Menassa añade que “sería razonable realizar más estudios clínicos con esta terapia en otras enfermedades virales con un perfil clínico y fisiopatológico similar”.
 

Volver al listado