Se encuentra en:     Inicio / Artículos / ¿Qué buscan los jóvenes en los suplementos alimenticios?

Las tendencias de consumo han cambiado y el perfil habitual del consumidor de complementos nutricionales también. Y ahora, los conocidos como “millennials” (nacidos entre 1980 y 1998) y la llamada “generación Z” (entre 1995 y 2010) se han hecho hueco en el mercado de la suplementación haciendo que muchas empresas modifiquen sus planes de marketing e incluso sus envasados y formulaciones para cubrir las necesidades de los que representan ya el 59% de la población, y los que, según previsiones del estudio realizado por la empresa de investigación de mercados YouGov para la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods, controlarán el 47% de los fondos del planeta.

Este nuevo perfil está dispuesto a pagar más por alimentos de alta calidad y por productos orgánicos, concretamente un 70% de los millennials. De hecho, según esta encuesta, en el año 2019 los millennials gastaron un 14% más en alimentos y bebidas orgánicas que el año anterior. Además, el 60% de estos jóvenes hacen un esfuerzo por cocinar nuevos platos, incorporando nuevos sabores y texturas a sus preparaciones.

Esto, unido a que las preocupaciones por el medio ambiente tienen un rol bastante importante en las decisiones de compra de alimentos de los millennials, ya que más del 60% dice ser consciente de las implicaciones que tienen sus elecciones sobre los alimentos que consumen en el planeta, hace que sea aún más importante aunar esfuerzos por ofrecer productos saludables y, a su vez, incrementa el valor de los complementos alimenticios.

Generación Z: ¿Qué complementos prefieren?

Según la Asociación de las Empresas de Dietéticos y Complementos Alimenticios (AFEPADI), esta generación busca conciliar vida laboral y personal. “Consumen suplementos nutricionales principalmente para ayudar a prevenir determinadas dolencias y, sobre todo, complementar la alimentación. Los productos “convenience”, es decir, de fácil uso y consumo y “naturales” son los que más interés despiertan”, explican. Estos formatos, desarrollados como respuesta a la demanda de las nuevas generaciones, destacan por ser fácilmente transportables, fabricados con materiales eco-friendly y monodosis.

Y en este sentido, desde AFEPADI destacan que “hacen un consumo importante de productos para el control de peso y alimentos para deportistas”. Además el sabor es muy importante a la hora de tomar decisiones, en las que también influye otro factor de “reciente creación”: los influencers.

Lo que prefieren los millennials

“Los millennials abarcan un amplio rango de edad y casi la mitad ya son padres. Sus intereses se inclinan hacia soluciones de salud integral, nutrición deportiva, energía y sueño. Las estrategias de marketing de fabricantes y distribuidores de complementos alimenticios tienen que ser lo más personalizadas posibles para este grupo de población, deben tener en cuenta el concepto “sostenibilidad” y utilizar ingredientes lo más naturales posible”, apuntan desde AFEPADI.

En esta línea, la toma de decisiones se basa en la condición física, su propia salud y bienestar general. “Se decantan por productos con proteínas. En el terreno de la suplementación deportiva, la proteína en polvo tiene un elevado consumo y también las bebidas enriquecidas con este macronutriente”, aseguran desde la asociación.

“No suelen consumir complejos multivitamínicos o cualquier producto con una textura arenosa o con mal sabor y siguen a influencers que practican alguna actividad deportiva, en especial fitness”, concluyen.

¿Por qué y cuándo tomar complementos?

Cuando hablamos de complementos alimenticios, nos referimos a esos productos que no necesitan prescripción médica porque, en su mayoría, están creados a base de extractos de plantas, vitaminas o una combinación de sustancias como aminoácidos y minerales. Nos los podemos encontrar en cápsulas, pastillas, tabletas o polvos, entre otros formatos.

Desde SM Import, la empresa importadora de productos dietéticos, explican que “estos complementos se usan habitualmente para complementar una dieta insuficiente (llegar a la ingesta de nutrientes necesarios), administrar nutrientes específicos a dosis mayores que las encontradas en una dieta típica o para supuestos beneficios fisiológicos o problemas de salud relevantes, que pueden provocar una absorción deficiente de estos elementos”.

Por su parte, Soria Natural insiste en la importancia de seguir una dieta rica en frutas, verduras, legumbres y frutos secos, y que incluya, de manera moderada, pescado, huevos y carne. Sin embargo, apunta que la ingesta de algunos suplementos, como por ejemplo probióticos y prebióticos, “contribuyen a mantener en buen estado la flora intestinal”.

Una de las áreas en la que más útil resulta este aporte extra es en los deportes de alta intensidad, resistencia y de larga duración, ya que la exigencia física es tan elevada que los suplementos ayudan al cuerpo a recuperarse del esfuerzo y a reponer minerales que se pierden. Algunos jóvenes acuden a ellos para mejorar su rendimiento físico, recuperación de la fatiga, fuerza y masa muscular.

En esta línea, el consenso del Comité Olímpico Internacional (COI) añade que algunos suplementos como los de vitamina E “mejoran la inmunidad de los jóvenes sanos y su rendimiento deportivo”. Y, de la misma manera, la Asociación Americana de Dietética, la Asociación de Dietistas de Canadá y el Colegio Americano de Medicina del Deporte recomiendan “una selección apropiada de alimentos y suplementos nutricionales para tener un rendimiento físico óptimo y una buena salud”. Otro de los suplementos deportivos más demandados son los que están formulados con proteína de suero, ya que se ha demostrado que también ayuda al joven atleta a aumentar su fuerza y masa muscular.

La función terapéutica de los suplementos

Se ha demostrado que las personas con afecciones psicológicas, como la ansiedad o el estrés, suelen seguir una dieta rica en grasas y azúcares y deficiente en otros nutrientes básicos para el correcto funcionamiento del sistema cerebrovascular. De hecho, se ha encontrado una relación directa entre el cambio del estilo de vida y la aparición de ciertos trastornos mentales.

Por esta razón, SM Import señala que la propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de algunos suplementos alimenticios, reducen los síntomas de este tipo de patologías. El suplemento más estudiado científicamente ha sido la vitamina B9. De esta manera, se ha podido comprobar cómo este compuesto reduce los pensamientos negativos.

De igual manera, la compañía asegura que diferentes estudios también han concluido que “los suplementos de vitamina D disminuyen significativamente los síntomas de la depresión en pacientes diagnosticados clínicamente”.

El mercado de los complementos

Una encuesta1 realizada por el Consejo para la Nutrición Responsable (CRN) de Estados Unidos señala que las vitaminas y minerales son los complementos alimenticios más demandados. Además, un 76% de los encuestados afirmaba haber ingerido algún multivitamínico en el último año.

Además, el análisis refleja que los suplementos alimenticios específicos, como la vitamina D, el colágeno o la melatonina, ocupan la segunda posición. Concretamente, un 40% de personas aseguraba comprarlos. Los complementos destinados a deportistas (28%) o los que influyen sobre el control del peso (17%) se sitúan justo detrás en la lista.

En cuanto al futuro del sector, un estudio realizado por The Trust Transparency Center (TTC) señala que los complementos destinados a cuidados específicos están en auge, como los orientados a mejorar la salud cardiovascular, digestiva y de la piel, siento la vitamina D, los probióticos y el omega 3 los productos estrella del mercado.

Referencias:

  1. Consejo para la Nutrición Responsable (2019). Encuesta CRN al consumidor de 2019 sobre complementos dietéticos. Fundación CRN.

Volver al listado