Se encuentra en:     Inicio / Actualidad

  Noticia del: 20-12-2020

Corren tiempos difíciles, impensables hace meses para todos nosotros. Ni mucho menos entraba en nuestros cálculos una situación tan extrema en el ámbito sanitario, primero y en el económico y político después. Esta pandemia mundial ha puesto en entredicho muchos modelos que teníamos asumidos como válidos y que sin duda, deberemos revisar.

Lo fundamental para todos en esta situación es la salud de los ciudadanos. Muchas han sido las teorías, de todo tipo, sobre la propagación del virus, así como miles de publicaciones sobre productos que curaban la COVID-19, además de esperar una vacuna eficaz que acabe con esta pesadilla.

Recuerdo en el primer decreto de alarma, como tiendas de alimentación, centros de dietética y herbolarios eran considerados ESENCIALES.

Transcurridos los meses, he comprobado como la confianza de los consumidores en productos naturales ha crecido, dándoles la categoría que merecen y que muchas veces ha sido cuestionada.

Ahora que estamos inmersos en la segunda ola de la pandemia, me gustaría recordar algunos ingredientes naturales que contribuyen y ayudan a que nuestras defensas funcionen correctamente y fortalezcan nuestro sistema inmunológico.

Numerosas son las sustancias que potencian nuestras defensas, desde vitaminas y minerales hasta extractos de plantas, con suficientes avales científicos sobre sus efectos fisiológicos en nuestro sistema inmunitario.

La vitamina C es uno de los nutrientes esenciales durante los meses de invierno. Y no se trata de una simple suposición sin fundamento, teniendo en cuenta que varias células del sistema inmunitario pueden acumular vitamina C y requieren de esta vitamina esencial para sus funciones. Según la revisión publicada en la Revista científica Nutrición Humana y Dietética, la vitamina C tiene efectos beneficiosos para el sistema inmune innato y adaptativo. La vitamina D3, encargada de controlar el nivel de calcio en la sangre, influye también en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, especialmente en lo que respecta a la protección frente a otras infecciones. El estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society, estima que el 80% de pacientes ingresados con covid-19 padece falta de vitamina D.

Los avances científicos en el conocimiento de las plantas medicinales, de sus concentraciones adecuadas y de los compuestos que poseen mayor actividad, han permitido el desarrollo de la fitoterapia, ofreciendo soluciones de gran eficacia en la ayuda para el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario.

Las plantas y sus metabolitos pueden ser una fuente importante de compuestos inmunitarios novedosos. Entre las más conocidas encontramos extractos de Echinácea (Echinacea purpurea), Reishi (Ganoderma lucidum) y Hiedra (Hedera hélix).

Equinácea: esta planta, usada tradicionalmente por los indios americanos para curar las heridas, protege las células de las agresiones víricas y se ha demostrado su actividad inmunoestimulante y preventiva de gripes y resfriados. Existen varios estudios clínicos y metaanálisis que demuestran la eficacia de los preparados de equinácea, especialmente en la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas de origen vírico.

Reishi: Diversos estudios han demostrado que los polisacáridos tienen propiedades inmunoestimulantes (favorecen la proliferación de linfocitos B y T, e incrementan la actividad de estos últimos).

Hiedra: que contribuye al confort y a la salud de nuestro sistema respiratorio.

Y no quiero acabar sin mencionar los productos de la colmena como la jalea real, el própolis y la miel, utilizados desde hace miles de años, entre otras cosas, por contribuir al normal funcionamiento de nuestras defensas.

Todo lo que esté a nuestro alcance será poco para combatir el virus, pero estoy seguro de que la naturaleza pone a nuestro alcance infinidad de productos, que nos ayudarán a que desaparezca. Jamás pensé que en la celebración del 40 aniversario de Laboratorios Ynsadiet estaríamos hablando de esta situación, pero también es un deber defender un modo de consumo saludable que elaboramos con tanta ilusión desde 1980.

Juan Carlos Ynclán, presidente de Laboratorios Ynsadiet

 

Volver al listado